Política

Sector pesquero espera conocer ayudas tras expirar el acuerdo con Marruecos

Cádiz, 16 jul (EFE).- Los pesqueros que han quedado amarrados a puerto al haber expirado el protocolo de pesca firmado entre Marruecos y la Unión Europea en 2014 aguardan con resignación este paro, a la espera de conocer las opciones de ayudas o trabajo que tendrán en tanto se firma un nuevo acuerdo.

En el puerto de Barbate (Cádiz), al que pertenecen la mayor parte de los pesqueros que utilizan este acuerdo para faenar en aguas marroquíes, ya tenían "asumido" que se llegaría a este paro a pesar de que han pedido "por activa y por pasiva" la posibilidad de que se prorrogara hasta que se alcanzase uno nuevo, según ha explicado a Efe Tomás Pacheco, presidente de los armadores de la localidad gaditana.

El fin de este acuerdo obliga a un paro temporal a los 35 barcos andaluces, 10 canarios y 4 gallegos que hacían uso de las licencias amparadas por este protocolo en 2018, y que daban empleo a 534 tripulantes, 107 de los cuales son marroquíes, según los datos de la Confederación Española de Pesca.

El presidente de los armadores andaluces, Pedro Maza, lamenta que la flota se haya tenido que retirar y explica que ahora los armadores y pescadores están a la espera de ver las condiciones de las ayudas que se les ofrecen o de, en su caso, ver las posibilidades de reubicar su trabajo en el caladero nacional, en el del Golfo de Cádiz o en el del Mediterráneo.

La mayoría de los barcos que faenan en el caladero marroquí tienen doble licencia, lo que les facultaría a pescar en otros lugares como el Golfo de Cádiz.

No obstante esta opción, según avisaba recientemente el presidente de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores (Facope), Manuel Fernández, sobrecargaría el caladero del Golfo de Cádiz.

"Sabemos que se está negociando y que no va mal la cosa", explica Pedro Maza sobre el estado del diálogo entre UE y Marruecos para alcanzar un nuevo acuerdo, que es "el primer objetivo" de los pescadores y armadores afectados por este paro.

Pero también son conscientes de que cuando se alcance un acuerdo "no entra en vigor al día siguiente", porque tiene que ser ratificado tanto por el Parlamento europeo como por el marroquí, algo que llevará, como en la anterior ocasión en que se renovó el protocolo, "varios meses".

Lo que harán estos meses queda a la espera de las opciones que se les de a estos barcos, en las ayudas del Gobierno o en las opciones de trabajo en otras zonas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin