Buscar

Obiang abre ronda de diálogo en Guinea Ecuatorial sin primer partido opositor

EFE
16/07/2018 - 17:45

Nairobi, 16 jul (EFE).- El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, abrió hoy una mesa de diálogo en la que participarán 17 formaciones, aunque entre ellas no está el único partido opositor que obtuvo representación en las últimas elecciones legislativas, el ahora ilegalizado Ciudadanos por la Innovación (CI).

En la reunión, que se celebra hasta el próximo día 21, sí que participan representantes de la Convergencia para la Democracia Social (CPDS), formación opositora legalizada que perdió su representación en las instituciones precisamente tras los citados comicios de noviembre de 2017.

En la ceremonia de inauguración de la VI Mesa de Diálogo, que se celebra en Sipopo (afueras de Malabo) hasta el sábado, Obiang pidió "sinceridad" y "humildad" para "estimar lo positivo y aquello de lo que adolece nuestro sistema", y criticó "las manifestaciones políticas en actos de violencia", que calificó de "diálogo de sordos".

El jefe de Estado, en el cargo desde que derrocase a su tío Francisco Macías en 1979, incidió en esta idea: "Ninguna persona, grupo o facción puede reivindicar la voluntad del pueblo. Esto haría interminable este diálogo de sordos en el que algunos predican sobre la dictadura y la falta de derechos humanos, mientras que la mayoría del pueblo y el Gobierno van por la aplicación estricta de la ley".

"Criticar es fácil porque cualquier persona lo puede hacer, pero gobernar con resultados positivos no lo hace cualquier persona. No creemos que este 'statu quo' beneficie a Guinea Ecuatorial porque, ante todo, debe prevalecer el honor nacional ante las aspiraciones personales de individuos, sean políticos o activistas", señaló.

Con respecto a una supuesta inestabilidad en el país tras el fallido intento de golpe de Estado del pasado diciembre, Obiang dijo que "esta Mesa no se ha convocado porque exista una crisis institucional del Estado ni porque haya una crisis de inestabilidad política o social de ingobernabilidad".

"Guinea Ecuatorial es un oasis de paz y desarrollo en África central. Todos los hermanos que nos critican desde el exterior deben trabajar solidariamente con nosotros y no hacer reivindicaciones que corresponden al pueblo", reclamó Obiang.

Según el jefe de Estado, estas reuniones son "una oportunidad única para eliminar la desconfianza" y un mecanismo de "autocrítica" que tendrá "legitimidad para censurar toda actuación de las autoridades".

Otro de los puntos destacados del discurso del mandatario fue el anuncio de que su Gobierno "prestará mayor atención a la legalización de los partidos políticos, así como a los compatriotas en la diáspora, de acuerdo a sus capacidades y experiencia profesional", aunque no desarrolló esta propuesta.

Sobre los opositores ecuatoguineanos en el extranjero, Obiang explicó que ha "invitado a este diálogo a los hermanos de la diáspora para que entre todos analicemos juntos los defectos de nuestro país dentro de un clima de respeto mutuo, de confianza, de amor a la patria y del deseo de mejorar cada vez más la vida de la nación".

Por su parte, en conversación telefónica con Efe desde Guinea Ecuatorial, el líder de CI, Gabriel Nsé Obiang Obono, lamentó su exclusión de la Mesa.

"No entendemos este diálogo. No hay debate. ¿Si el Gobierno pide que no le cuestionen, qué diálogo hay? Es un fracaso", criticó Nsé Obiang.

"Obiang debe justificar con quién dialoga. El diálogo es excluyente y opaco", sentenció el líder opositor.

La última ronda de este diálogo se celebró en noviembre de 2014, y en aquella ocasión sí que participó CI, todavía no legalizada y bajo la denominación de Candidatura Independiente.

De cara a esta edición, CPDS criticó que el Gobierno no contase con los partidos opositores para su preparación y organización.

Las reuniones se centrarán en bloques dedicados a temas como derechos humanos, emigración, seguridad interior y cohesión social, a los que el presidente pidió que se uniesen otros "temas sociales candentes" como desempleo, delincuencia juvenil o criminalidad.

La celebración de este diálogo se produce menos de dos semanas después de que Obiang decretase una amnistía general para todos los presos políticos y los involucrados en delitos de esta naturaleza, una medida de la que no se han beneficiado los militantes encarcelados de CI, según denunció Nsé Obiang.

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial está considerado uno de los países más represivos del mundo debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes y a las denuncias de repetidos fraudes electorales por parte de la oposición y la comunidad internacional.

Contenido patrocinado

Otras noticias