Política

MSF acusa a las fuerzas extranjeras en Malí de poner en riesgo la acción humanitaria

Rabat, 27 jul (EFE).- La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció hoy que la asistencia humanitaria directa que ofrecen las fuerzas internacionales en Malí comporta riesgos para las acciones de las organizaciones humanitarias.

En una entrevista telefónica desde Rabat, la jefa de MSF España en el Sahel, Mari Carmen Viñoles, dijo a Efe que la decisión de las fuerzas internacionales en Malí de llevar a cabo acciones humanitarias "nos transfiere los riesgos de seguridad a los que se enfrentan ellos como partes del conflicto".

Viñoles, en su cargo desde 2016, se refiere así a las fuerzas francesas desplegadas en el Sahel desde agosto de 2014 en el marco de la operación antiterrorista Barkhane, y a los militares de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (Minusma), formada en 2013.

Asimismo, explicó que MSF está negociando con estas fuerzas para que no implementen actividades humanitarias directas sino que contribuyan a la construcción de infraestructuras o que presten ayuda en las zonas donde no trabaja su ONG, que cuenta con 763 trabajadores en Malí.

Esta medianoche, 18 candidatos cierran la campaña electoral para las elecciones presidenciales de Mali del próximo domingo, marcada por promesas de restablecer la seguridad en un país inmerso, desde el golpe de Estado de 2012, en una oleada de atentados yihadistas y violencia política.

"Muchas veces esta inseguridad no nos deja llevar a cabo todo el trabajo que nos gustaría hacer, porque tenemos que negociar el acceso con diferentes grupos armados y tenemos que encontrar estrategias para llegar a ciertos lugares", precisó Viñoles.

Además, los conflictos y la inseguridad provocaron que el acceso de la población a los servicios de salud en el centro y el norte del país, donde los hospitales y los centros de salud no son funcionales, se haya restringido.

La población en estas zonas, donde las necesidades son "más graves y relevantes", necesita también programas de protección y el establecimiento de planes de ayuda alimentaria y de suministro de agua y de servicios en materia de educación y saneamiento, agregó.

Viñoles señaló que pese a algunas particularidades, la situación humanitaria en Níger es casi la misma, y lamentó que las ONGs aún no hayan podido cubrir todas las necesidades básicas en este país, donde MSF tiene 2.093 cooperantes.

Precisó que por ejemplo en los campos de refugiados de la región de Diffa (suroeste), los desplazados todavía no tienen acceso fácil al mínimo de los 20 litros de agua potable establecido por la comunidad internacional en cuanto a cantidad de agua diaria por persona.

En esos campos se concentran cerca de 450.000 personas, entre desplazados internos y refugiados nigerianos que huyeron del conflicto provocado por el grupo yihadista Boko Haram desde hace tres años en el norte de su país.

En cuanto a la acción humanitaria de MSF, Viñoles precisó que, en general, su ONG trabaja a través de las infraestructuras y del personal de los ministerios locales de sanidad para completar y desarrollar su acción.

"Apoyamos los servicios de pediatría y maternidad, y reforzamos los equipos de cirugía y laboratorios, a parte de proveer la atención médica. También apoyamos el mantenimiento de los hospitales y todo el sistema de abastecimiento de agua y la gestión de deshechos", subrayó.

En 2017, un total de 178.000 personas acudieron a las consultas médicas externas de MSF en Níger, mientras que en Malí más de 596.000 personas se beneficiaron de su campaña de vacunación contra la meningitis y otras 112.300 pacientes de malaria fueron tratados gracias a esta ONG.

Además de la salud física, Viñoles señaló que en Difa, por ejemplo, MSF tiene un programa de salud mental, sobre todo, para las mujeres y los niños que se encuentran en los campos de refugiados en esta región.

"Estamos ante poblaciones altamente traumatizadas. Estamos hablando de mujeres que han visto asesinar a sus maridos, a sus padres o a sus hermanos, o que han sido violadas. Y lo mismo en el caso de los niños", precisó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin