Política

La OLP rechaza la decisión de EE.UU. de cortar fondos a UNRWA y pide ayuda

Jerusalén, 1 sep (EFE).- La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) rechazó de pleno la decisión de Estados Unidos de cortar completamente los fondos a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), y pidió apoyo internacional al organismo, informó la agencia oficial de noticias Wafa.

"La UNRWA no es una institución de la Autoridad Nacional Palestina. Fue creada por una resolución de las Naciones Unidas", puntualizó el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, sobre la resolución 302 de 1949 que establecía la agencia como proveedor de servicios "en todos los campos hasta que el asunto de los refugiados fuera resuelto en todos los aspectos".

Por este motivo, el veterano líder palestino criticó la decisión por contraria al derecho internacional, y pidió a todos los países que la rechacen y "den la ayuda necesaria a la UNRWA en respeto" a dicha resolución.

Erekat arremetió también contra el gobierno encabezado por el presidente Donald Trump, con quien la relación se ha deteriorado desde que reconoció a Jerusalén como capital de Israel.

"La decisión de la Administración estadounidense hacia Jerusalén, los refugiados y los asentamientos representa la destrucción de la ley internacional y la seguridad y estabilidad en la región, y premia a las fuerzas del extremismo y el terrorismo", condenó el palestino.

El recorte anunciado por la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, sobre la agencia, de la que Estados Unidos era su principal donante, afectará a los servicios que entrega a cerca de 5 millones de refugiados palestinos que contabiliza en Siria, Jordania, Líbano, Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este.

Además, hace una semana la Casa Blanca desvió 200 millones que habían sido previstos a programas en Gaza y Cisjordania a "proyectos de gran prioridad" en otros lugares, y en enero ya disminuyó buena parte de sus aportaciones financieras a la UNRWA.

Entonces, solo entregó 65 millones de dólares en lugar de los más de 360 millones previstos, lo que supuso graves problemas económicos al organismo.

Israel no se ha pronunciado de manera oficial ante el anuncio, pero poco antes de conocerse la noticia, funcionarios de la Oficina del Primer Ministro fueron citados asegurando que el país estaba a favor de los recortes porque la UNRWA "es uno de los principales problemas que perpetúan el conflicto", recogió el canal Hadashot.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin