Política

La Liga Árabe condena la retirada de fondos de Washington a la UNRWA

El Cairo, 1 sep (EFE).- La Liga Árabe condenó hoy la decisión de Estados Unidos de dejar de aportar fondos a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, y pidió a la comunidad internacional que haga frente a esta situación haciendo donaciones adicionales al organismo.

En declaraciones a la prensa en la sede del organismo en la capital egipcia, el ayudante del secretario general de la Liga Árabe para Asuntos Palestinos, Said Abu Ali, aseguró que "EEUU no tiene derecho a abolir la UNRWA, que fue formada en base a una resolución de la ONU, la cual representa la postura y la voluntad de la comunidad internacional" respecto a los refugiados palestinos.

Abu Ali, ayudante del secretario general de la organización panárabe Ahmed Abulgueit, destacó que "el incumplimiento por el Departamento de Estado estadounidense de sus compromisos internacionales no debería afectar al compromiso internacional para con los refugiados palestinos para alcanzar la paz, la seguridad y la estabilidad en Oriente Medio y el mundo".

Por ello, pidió a la comunidad internacional que aporte "los fondos necesarios" para que la UNRWA pueda seguir desempeñando sus actividades y haciendo frente a sus "responsabilidades".

Posteriormente, Abulgueit emitió un comunicado en el que expresó su "preocupación y condena" a la medida de Washington y responsabilizó a su Gobierno de las consecuencias de una decisión que puede "causar grandes daños a cerca de cinco millones de refugiados que dependen para su sustento diario de los servicios que ofrece la UNRWA".

Asimismo, destacó que la "medida injusta" no sólo repercutirá en los refugiados palestinos, sino tamién en los países árabes que los hospedan, "especialmente aquellos, como el Líbano y Jordania, que también hospedan a un gran número de refugiados sirios" en la actualidad.

Washington anunció ayer que ha decidido cortar todos los fondos que concede a la UNRWA, siendo EEUU el mayor donante de la agencia de la ONU, cuya financiación procede casi en exclusiva de contribuciones voluntarias de los Estados miembros de Naciones Unidas.

El pasado enero, el Gobierno estadounidense ya recortó buena parte de sus aportaciones financieras a la UNRWA, por lo que este año solo entregó 65 millones de dólares, en lugar de los más de 360 millones previstos, lo que ha supuesto graves problemas económicos a la agencia para mantener sus servicios.

EEUU ha aportado tradicionalmente alrededor de un tercio del presupuesto de la UNRWA, que ascendió en 2017 a unos 1.100 millones de dólares.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin