Política

Casado rechaza picar "anzuelo" de supresión de aforamientos que no ve urgente

Madrid, 17 sep (EFE).- El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado hoy que no va "morder el anzuelo" que cree que ha lanzado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su propuesta de una reforma constitucional para suprimir los aforamientos, porque considera que esta cuestión no es urgente.

En su intervención en un debate organizado por el diario 'La Razón', Casado ha reprochado que se trata de un "señuelo" por parte del Ejecutivo para tapar su incapacidad para gobernar el país y lo único urgente para Sánchez "es tapar los escándalos que todas las semanas afectan a uno u otro miembro del Gobierno".

Por eso, ha dejado claro que el PP "no va a estar a favor" de la urgencia de reformar la Constitución para suprimir los aforamientos de los políticos, y menos cuando Podemos plantea realizar un referéndum a este respecto.

Y ha instado a Sánchez a que si quiere eliminar esta figura del aforado lo haga para los 250.000 que existen en España, en los que se incluyen aparte de políticos, los jueces, policías y militares.

Casado ha recordado que su partido ya llevaba la propuesta en su programa electoral de "racionalizar" los aforamientos y "no tiene ningún problema" en estudiarlo, pero lo que no va a admitir es que sea una cuestión "perentoria y urgente".

Ha insistido en que su partido "no está a favor" de una reforma constitucional porque con los actuales mimbres "no se puede hacer mejor cesto" que el que se hizo en su momento con la Constitución.

En este sentido, ha añadido que sí se quiere reformar la Carta Magna el PP considera más prioritario derogar la disposición adicional cuarta "que permite la anexión de Navarra al País Vasco de forma legal y constitucional" o "cuantificar" el Título VIII, que se refiere a la organización territorial del Estado.

Casado ha reprochado a Sánchez que se dedique a estas cuestiones o a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, en lugar de preocuparse de los problemas reales, como la economía, o mejorar la imagen de España en el exterior.

"Como siga mandando estos mensaje de que nos importa el Valle de los Caídos y nos importa lo que pasa en Siliconn Valley, pues tenemos un problema, a mí el valle que me preocupa es el de la tecnología no el de Cuelgamuros", ha aseverado el líder del PP.

Al debate protagonizado por Casado han asistido la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el de Senado, Pío García-Escudero, y los exministros María Dolores de Cospedal y Juan Ignacio Zoido.

También los presidentes regionales del partido en Extremadura, José Antonio Monago; Valencia, Isabel Bonig; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los presidentes de Murcia, Fernando López Miras, y el de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, entre otras personalidades, como el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin