Política

AI denuncia que Al Sisi ha convertido Egipto en una "prisión al aire libre"

El Cairo, 20 sep (EFE).- Amnistía Internacional denunció hoy que el presidente Abdelfatah al Sisi está llevando a cabo una campaña de represión sin precedentes contra disidentes que ha convertido Egipto en una "prisión al aire libre".

La represión en el Egipto de Al Sisi es "mucho peor" que la que ejerció el dictador Hosni Mubarak, derrocado en la revolución de 2011, "tanto cuantitativa como cualitativamente", según dijo a Efe el investigador de AI Hussein Baoumi.

"Al Sisi ha destruido efectivamente todos los partidos, ha estrangulado la sociedad civil, impuesto prohibiciones de viaje y ahora incluso está deteniendo a individuos que osan expresar sus opiniones", dijo Baoumi.

Recalcó que en la época de Mubarak nunca hubo tantos opositores, activistas y periodistas detenidos al mismo tiempo y por periodos tan largos.

Asimismo, en el régimen de Al Sisi "se ha convertido en algo normal" detener a individuos por expresar opiniones en las redes sociales.

Estas detenciones, según puntualizó Baoumi, muestran "claramente que Al Sisi tiene miedo" y "quiere asegurarse de que la gente no se moviliza contra él".

"El único modo de expresar las opiniones que queda en Egipto es las redes sociales y ahora las están cerrando", dijo el activista, en alusión a una nueva ley de medios y ciberdelincuencia recién aprobada, que según AI, refuerza el control casi absoluto que el Gobierno ejerce sobre los medios de comunicación.

Según el investigador, es de esperar un endurecimiento de la represión en los próximos meses por la serie de medidas de austeridad impopulares que el Gobierno ha adoptado para tratar de superar la crisis económica que vive el país y que pueden alimentar protestas.

"La situación se pondrá mucho peor. El Gobierno puede sorprendernos aún", comentó Baoumi.

AI también criticó que las autoridades están acusando a los activistas y disidentes bajo la dura ley antiterrorista, que la usan "sin ningún fundamento, porque se han dado cuenta de que etiquetando a los detenidos como islamistas hay menos resistencia" por parte de Gobiernos extranjeros, según Baoumi.

La ONG exigió a Al Sisi que cese su campaña represiva y que ponga en libertad a los activistas detenidos, algunos de ellos desde hace años.

Asimismo, solicitó a sus simpatizantes que presionen a las autoridades egipcias para pedir la libertad inmediata e incondicional de todas las personas detenidas únicamente por la expresión pacífica de sus opiniones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin