Buscar

El PP insta a Marlaska a dejar ya el Gobierno para mantener su prestigio

EFE
25/09/2018 - 17:30

Madrid, 25 sep (EFE).- El PP, a través de su senador Antonio Sanz, ha instado hoy al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a dejar ya el Gobierno si quiere mantener su prestigio y dejar así de sentarse al lado de una ministra, "notaria mayor del Reino", que "miente, se mofa y está bajo sospecha".

Se lo ha pedido en el Pleno del Senado a cuenta de una pregunta en la sesión de control sobre el cese del coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil Manuel Sánchez Corbí.

Y es que el senador popular ha aprovechado su intervención para defender a la Guardia Civil y censurar el "sectarismo" del Ministerio del Interior, pero sobre todo para decirle a Marlaska que no le veía "un minuto más" al frente de ese departamento.

"Usted era un juez de prestigio, pero el presidente (Pedro) Sánchez le engañó y el PSOE le ha utilizado como imagen", ha enfatizado el parlamentario del PP, quien ha asegurado que Marlaska "no decide nada" en el Ministerio.

Sanz no ve un minuto más a Marlaska en un Gobierno que "presiona a los jueces para saltarse la ley" y "sentado al lado" de un ministra que "miente, se mofa y está bajo sospecha, con un comentario homófobo e inaceptable en cualquier persona", en alusión a la grabación difundida en la que la titular de Justicia, Dolores Delgado, supuestamente llamaba "maricón" a su compañero de Gobierno.

Además, el senador ha emplazado a Marlaska a que no permita que le dejen de "simple cartel".

En su réplica, el ministro del Interior ha asegurado que él tiene "imagen" y ha instado al senado a que luche contra la homofobia. "Yo di un paso hace muchos años. Usted defienda los derechos de todos en este país, dentro de la diversidad y públicamente", le ha espetado.

Respecto al cese del coronel de la UCO, Marlaska ha aludido al recurso presentado por el afectado, que aún no se ha resuelto, y ha recordado que fue destituido por falta de confianza, a la vez que ha rechazado que la decisión fuera arbitraria.