Política

ERC se desmarca del ultimátum y apela junto a JxCat al diálogo sin plazos

Barcelona, 3 oct (EFE).- ERC se ha desmarcado hoy del ultimátum del presidente de la Generalitat, Quim Torra, al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y ha apelado, junto a JxCat, al diálogo con el Gobierno sin condiciones ni límites temporales.

Esquerra y Junts per Catalunya, cada vez más distanciados en sus respectivas estrategias, han suscrito una propuesta de resolución que se votará mañana en el Parlament y que insta al diálogo "bilateral" para encontrar una solución "basándose en el derecho a la autodeterminación".

Esa diferencia la ha puesto de manifiesto el portavoz de ERC Gabriel Rufián, quien desde el Congreso ha advertido de que los ultimátums "los carga el diablo" y ha subrayado que en nombre de los diputados republicanos solo hablan ellos. También diputados del PDeCat han asegurado que "Torra ha ido por libre".

El presidente catalán, que fue taxativo al dar un ultimátum al Gobierno para que en un mes planteara un referéndum o en caso contrario le retiraría el apoyo en las Cortes, ha obviado esa advertencia en una carta enviada hoy a Sánchez para invitarle a reunirse con él en Barcelona y hablar sobre la autodeterminación.

El Gobierno, que rechazó ayer de inmediato el ultimátum, ha afirmado hoy que no es el momento de una reunión entre ambos.

Pese a acordar una veintena de propuestas de resolución, entre ellas la relativa al diálogo, ERC y JxCat siguen sin ponerse de acuerdo en cómo interpretar el dictamen aprobado ayer por el pleno para no suspender a los diputados procesados por el Supremo.

Oriol Junqueras y Raül Romeva enviaron un escrito para pedir que otro diputado de Esquerra pueda votar en su nombre, pero JxCat anunció que no tenía intención de hacer lo mismo y deja en el aire la mayoría independentista en el pleno de mañana, en un pulso a los letrados y al presidente de la cámara catalana, Roger Torrent (ERC).

Los letrados del Parlament han advertido de que no contabilizarán ningún voto de los diputados suspendidos que no hayan designado a un sustituto de su grupo parlamentario para que ejerza sus funciones, en un aviso directo a JxCat.

Durante el debate de esta mañana en el que los grupos han respondido a la intervención de ayer de Torra, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha exhibido una bandera española mientras intervenía desde el atril.

Acto seguido, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, el siguiente en hablar, le ha replicado con ironía, reivindicando la enseña oficial que preside el hemiciclo.

Tras el ultimátum de ayer de Torra a Sánchez, el presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha pedido a todas las formaciones independentistas "menos gesticulación y más estrategia", y a "los que tienen prisa" les ha advertido que "quien prometa atajos es un ingenuo o nos engaña" y lo que no hará Esquerra "es vender humo".

Por su parte, el portavoz de JxCat, Albert Batet, ha llamado a la unidad del independentismo y ha equiparado la acción de gobierno de Pedro Sánchez con la de Mariano Rajoy: "Tanto monta, monta tanto", ha asegurado.

Desde la otra formación independentista, el diputado de la CUP Carles Riera ha afirmado que mantienen su "tarjeta roja" al Govern porque considera que no tiene ningún plan para hacer efectiva la república.

Por su parte, la presidenta del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha instado a Torra a que "no ponga plazos imposibles que solo generan frustración".

El portavoz del PPC, Alejandro Fernández, ha acusado a Torra de sembrar "la semilla del totalitarismo" y el presidente catalán, en la réplica, ha calificado su discurso de "troglodita".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin