Política

Iglesias analiza con su dirección la negociación presupuestaria con el PSOE

Madrid, 5 oct (EFE).- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, presenta hoy ante la dirección de su partido los avances logrados en la negociación presupuestaria con el Gobierno, a pocos días de que el Ejecutivo tenga que presentar ante Bruselas las líneas maestras de las cuentas generales del Estado para 2019.

Unos presupuestos que pueden estar más en el aire que nunca tras el ultimátum del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha puesto precio a su apoyo al Gobierno en el Congreso, y ha dado un mes de plazo a Pedro Sánchez para que proponga un referéndum de autodeterminación.

El Gobierno ha desoído esa amenaza, que se ha convertido en más decisiva que la negociación con Podemos porque puede hacer peligrar la legislatura pese a que Sánchez tenía la intención de agotarla, según los planes que le ha trasmitido a Pablo Iglesias, y que hoy el líder de Podemos podrá comentar con su dirección.

El Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de dirección entre asambleas, tiene previsto "ahondar" en las propuestas que su partido ha realizado al Ejecutivo como "punto de partida" para llegar a un acuerdo y analizar la actual situación política, en la que no puede obviarse el conflicto con Cataluña.

El desgaste del Gobierno tras las polémicas que han salpicado a varios ministros a quienes Podemos ha pedido su dimisión es otro de los elementos que han marcado la situación política de las últimas semanas, aunque la formación morada lo ha desvinculado totalmente de su apoyo a los presupuestos y ha preferido no poner contra las cuerdas al Ejecutivo.

Respecto a las cuentas públicas de 2019, Podemos ha presumido de haber "arrancado" al Gobierno acuerdos para revertir los recortes en educación, revalorizar las pensiones con el IPC, reducir el IVA para los productos de primera necesidad o bajar los impuestos a los autónomos.

Pero hay otras demandas que es difícil que Podemos vea reflejadas en las cuentas del Gobierno del PSOE, que sigue siendo reacio a implantar un impuesto a la banca, una de las exigencias que son seña de identidad del partido morado.

De momento, Hacienda ha anunciado que habrá impuesto 'digital' del 3 % para las grandes tecnológicas, la denominada tasa Google, la puesta en marcha de una tasa a las transacciones financieras y la imposición de un tipo efectivo mínimo para grandes empresas del 15 % -el 18 % para banca y petroleras-.

Podemos también quiere medidas para "pinchar" la burbuja del alquiler, subir el salario mínimo a mil euros y frenar el "auge" de las casas de apuestas. EFE

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin