Buscar

VOX, lo que hay más allá de las encuestas

EFE
10/10/2018 - 12:29

Madrid, 10 oct (EFE).- El expresidente del Gobierno José María Aznar lamentaba esta semana que su legado, un espacio electoral unido a la derecha del PSOE, esté ahora "troceado en tres" -PP, Cs y VOX-, dando así carta de naturaleza a este último partido, pese a que hoy por hoy es una fuerza extraparlamentaria con apenas 47.000 votos en las últimas elecciones.

Después del acto del fin de semana en Madrid, se ha reabierto el debate sobre las posibilidades de que un partido de extrema derecha entre en el Parlamento español, que sigue siendo una excepción en Europa.

Varias encuestas electorales, entre ellas las últimas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) otorgan a VOX una estimación de voto que permitiría al partido presidido por Santiago Abascal acceder al Congreso con al menos un escaño.

En concreto, el CIS estima en su último barómetro electoral que este partido podría lograr un 1,9 por ciento de los votos, lo que, en caso de superar el 3 por ciento en alguna de las circunscripciones en las que se presente -tradicionalmente es Madrid donde obtiene mejores resultados-, podría llevar la voz de esta fuerza política a la Cámara Baja.

No obstante, también según el CIS, parece que no hay mucha más agua en la piscina a la que quiere tirarse VOX, ya que solo un 2,2 por ciento de los españoles se sitúa en el extremo derecho de la escala de ubicación ideológica.

Más aún, ni siquiera está claro que todo ese electorado pudiera corresponderles, ya que, como apuntaba Aznar, tradicionalmente han sido votantes del Partido Popular que a la hora de la verdad pueden volver al voto útil, máxime con la nueva dirección del PP y los guiños de su presidente, Pablo Casado, a VOX, partido del que dice que defiende "los mismos valores esenciales".

LAS PROPUESTAS DE VOX

¿Y cuáles son los valores de VOX? Pues resumiendo, en función de los principios inspiradores incluidos en su manifiesto fundacional: la unidad de España, la recuperación del peso en la escena internacional, la familia, las libertades individuales, la economía social y la honradez de los cargos públicos.

Esos principios se concretan en el documento "100 medidas para la España Viva", presentado con motivo del multitudinario acto de este fin de semana en Vistalegre y en el que figuran medidas concretas como la suspensión de la autonomía catalana y en general la supresión de todas las comunidades autónomas, un plan integral para la difusión de la identidad nacional o la derogación de las leyes de Memoria Histórica o contra la Violencia de Género.

Otras propuestas son la deportación de los inmigrantes ilegales, la construcción de un muro "infranqueable" en Ceuta y Melilla y, entre otras, incentivos a las empresas para contratar trabajadores españoles, una ley de protección de la tauromaquia o la protección de la caza.

LAS CIFRAS DE VOX, HOY POR HOY

Más allá de expectativas sustentadas en las encuestas y de cábalas políticas y periodísticas, VOX es hoy la decimosexta fuerza política del país de acuerdo con los resultados de las últimas elecciones celebradas en España, las generales de junio de 2016.

Logró 47.182 votos, un 0,2 por ciento del total, y fue superado, además de por las doce que consiguieron entrar en el Parlamento, por otras tres candidaturas que no lograron escaños: El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), 286.702 votos; Recortes Cero-Grupo Verde, 51.907; y UPyD, 50.247.

La distribución del voto a VOX sitúa a la Comunidad de Madrid, con 16.803 y un 0,48 por ciento, y a Ceuta, con 139 y un 0,45 por ciento, como las circunscripciones en las que logró un mayor porcentaje de los votos en 2016.

Mejores resultados obtuvo en las elecciones europeas de mayo de 2014, apenas seis meses después de que se registrara como partido, ya que obtuvo entonces 246.833 votos, un 1,57 por ciento del total, aunque no logró representación en el Parlamento Europeo.

El expresidente del PP catalán Alejo Vidal-Quadras fue el primer líder del partido y cabeza de lista en esos comicios, aunque abandonó la formación tras las elecciones.

VOX no consiguió representación en las elecciones autonómicas de 2015 (otra vez sus mejores resultados se dieron en Madrid y Ceuta) y en las municipales logró 22 concejales y dos pequeñas alcaldías, Cardeñuela Riopico (Burgos) y Barruelo del Valle (Valladolid).

Según sus cuentas, durante el año 2017, VOX tuvo unos ingresos de 463.528,19 euros, provenientes de afiliados, adheridos y simpatizantes (272.275,99), donaciones y legados (189.763,21) y otros ingresos de la actividad ordinaria (1.489,99).

LA ULTRADERECHA EN ESPAÑA

De confirmarse lo que auguran las encuestas y si VOX consiguiese representación en el Congreso, sería la primera vez que la extrema derecha estuviera presente en el Parlamento español desde 1982.

Fue Blas Piñar, líder de Fuerza Nueva, quien lo obtuvo en las elecciones de 1979 con 378.964 votos, un 2,1 por ciento, a la candidatura Unión Nacional que encabezaba.

Fuerza Nueva se disolvió el 20 de noviembre de 1982 y desde entonces han fracasado varios intentos de reagrupar ese voto, como las Juntas Españolas o Democracia Nacional, que tuvieron que competir con fenómenos personalistas que pujaban por ese parte del electorado como el partido de José María Ruiz-Mateos (dos escaños en la europeas de 1989) o de Jesús Gil (ayuntamientos de Marbella, concejales en varios ayuntamientos de la costa andaluza y participación en los gobiernos de Ceuta y Melilla).

También repercusión local tuvo Palataforma per Catalunya (PxC) con un discurso contra la inmigración en varias localidades catalanas, o España 2000 en la Comunidad Valenciana.

Con el liderazgo de Santiago Abascal desde noviembre de 2014, VOX aspira a hacer confluir en sus siglas a todos los pequeños grupos de ultraderecha para volver al Parlamento casi veinte años después de Blas Piñar, aunque por el momento no hay más que encuestas y un poco de ruido mediático.

Por Luis Sanz