Política

Viuda del trabajador fallecido por amianto: Mi marido era número para Metro

Madrid, 10 oct (EFE).- La viuda del trabajador de Metro de Madrid fallecido el pasado 4 de octubre por una enfermedad profesional reconocida por exposición a fibras procedentes de amianto ha asegurado hoy que su marido "no era más que un número" para la empresa.

Tras asistir a la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en Metro de Madrid, en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Asamblea de Madrid, María Eugenia Martín, ha resaltado que "todo el mundo está eludiendo responsabilidades".

"En Metro nadie sabía nada de nada, nadie había visto nada, nadie sabe determinar quién puede ser el responsable de todo esto", ha subrayado.

La mujer ha agradecido "enormemente" a todos los trabajadores de Metro la solidaridad que mostraron con su marido el día en que falleció y el apoyo que le dieron a la familia, puesto que decenas de compañeros se acercaron al tanatorio para trasladarle sus condolencias.

Después de recordar que su marido llevaba 38 años en Metro de Madrid, ha afirmado que echó de menos una corona de flores de la compañía.

"Espero justicia en todas partes, en la comisión de investigación del Parlamento madrileño, en la Fiscalía y en los juzgados y, por supuesto, que se le resarza, aunque mi marido ya no lo va a poder ver, por el daño que le han hecho. Le han hecho mucho daño. Ha sufrido mucho", ha recalcado.

Ha explicado que su marido ha sido "un trabajador ejemplar", pero al final se llevó "una gran decepción con Metro", como ella misma, "porque nos dimos cuenta que mi marido para ellos no era más que un número".

Martín ha precisado que la compañía no le ofreció ningún tipo de ayuda y que a su marido le costó "sangre y sudor" que le dieran la baja por enfermedad profesional, porque "no querían reconocer que había amianto en Metro".

Ha apuntado que los empleados de la compañía han trabajado "con un material altamente tóxico" sin saber dónde estaba "porque ni siquiera lo sabía Metro", puesto que ahora se está viendo cómo poco a poco se van descubriendo nuevas piezas que tienen amianto.

Sin embargo, ha destacado, "aquí, en esta comisión, parece ser que todo el mundo elude las responsabilidades. Nadie sabía nada. Nadie había visto el informe del 2003 sobre la presencia de amianto en Metro. No consideran que haya habido negligencia por parte de nadie".

Julián Martín Rebate, de 60 años, fue el primer trabajador de la compañía al que se le reconoció asbestosis, una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de polvo de asbesto.

Este empleado de Metro presentó el pasado mes de junio una demanda ante los Juzgados de lo Social para reclamar al suburbano una indemnización de 395.602 euros.

Hasta el momento son cuatro los casos de trabajadores de la compañía con enfermedad profesional como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto, de los que dos han fallecido, el primero de ellos el pasado 24 de mayo y el segundo el pasado 4 de octubre.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin