Política

Enviado de la ONU condena el ataque que mató a una palestina en Cisjordania

Jerusalén, 14 oct (EFE).- El coordinador especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Medio Oriente, Nickolay Mladenov, condenó hoy la muerte de una mujer palestina en un ataque al parecer perpetrado por colonos israelíes en la Cisjordania ocupada el pasado viernes.

Aisha Mohamed Talal al Rabi, de 48 años y madre de ocho hijos, fue golpeada en la cabeza por piedras que se cree fueron arrojadas por un grupo de colonos judíos contra el vehículo en el que viajaba con su marido, quien también resultó herido, y su hija de nueve años.

Al Rabi fue trasladada al hospital de Nablus, en el norte del territorio ocupado de Cisjordania, donde se certificó su muerte.

"Entiendo que se ha iniciado una investigación y llamo a las autoridades israelíes a garantizar que los responsables sean llevados a la justicia rápidamente", declaró Mladenov en un comunicado.

Un portavoz del Servicio de Seguridad Interior israelí, Shin Bet, confirmó a la prensa local el sábado que han abierto una investigación sobre el incidente y la unidad de crimen nacionalista de la Policía del distrito, que también investiga el caso, anunció que está bajo orden de censura hasta el próximo día 16 de octubre.

"Estos ataques no hacen más que arrastrar a todo el mundo a un nuevo ciclo de violencia que socavará las posibilidades de paz entre palestinos e israelíes. Insto a todos a condenar la violencia y oponerse al terrorismo", agregó el enviado especial de la ONU.

Al Rabi fue enterrada ayer, con la presencia de más de mil asistentes, en la localidad de Bidya, en la que vivía, en el norte de Cisjordania.

Además, se declaró una huelga general en el pueblo en señal de duelo y protesta y todos los negocios permanecieron cerrados.

Este es el último incidente de una semana violenta en Cisjordania.

El jueves pasado, dos israelíes resultaron heridos en un ataque con arma blanca en la entrada de la base militar territorial de Samaria, y el domingo un palestino mató a dos israelíes en un ataque con arma de fuego en una fábrica de la zona industrial de Barkán, en territorio ocupado.

Las dos víctimas, Ziv Hajbi, de 35 años, y Kim Yehezkel Levengrond, de 29, fueron enterradas el domingo y el lunes.

La operación militar de captura del atacante, Ashraf Waleed Suliman Naalwa, de 23 años, continúa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin