Política

La ONU confirma 15 muertos en el ataque del sábado a unos microbuses en el oeste del Yemen

Saná, 14 oct (EFE).- La ONU confirmó hoy la muerte de quince civiles en el ataque de ayer contra microbuses que estaban desplazándose en la provincia de Al Hudeida, en el oeste del Yemen, controlada por los rebeldes chiíes hutíes y objeto de una ofensiva por parte de las fuerzas gubernamentales.

"Al menos quince civiles han sido asesinados y otros 20 han resultado heridos ayer cuando los microbuses en los que se desplazaban fueron golpeados en el distrito de Jabal Ras, en la provincia de Al Hudeida", indicó en un comunicado la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

"Esto es un terrible incidente", dijo la coordinadora humanitaria para el Yemen, Lise Grande, que agregó que "las agencias de la ONU trabajando en el Yemen condenan rotundamente el ataque contra los civiles".

Según la ONU, un número indeterminado de heridos han sido transportados a los hospitales de Zabid y Beit al Faqiah, en Al Hudeida, donde están siendo tratados, sin dar más detalles sobre su estado de salud.

El portavoz del Ministerio de Sanidad en el Gobierno de los hutíes, Yusef al Hadri, afirmó ayer a Efe que 17 civiles desplazados perecieron por el ataque, que atribuyeron a la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí.

Sin embargo, comentó que se trata de un "recuento provisional", pues había partes de cuerpos "desmembrados y entremezclados con otros cadáveres", por lo que temió que el número de víctimas mortales aumente.

Hasta el momento, la alianza de países árabes suníes no ha confirmado o desmentido esta información.

El pasado 9 de agosto, la coalición árabe admitió haber lanzado un ataque contra varios autobuses que transportaban a niños en un mercado de la ciudad de Dahian, en el norte de la provincia septentrional de Saada, feudo de los rebeldes, en el que murieron medio centenar de personas, más de la mitad niños.

La provincia de Al Hudeida es escenario de una ofensiva desde el pasado junio por parte de las fuerzas gubernamentales yemeníes, respaldadas por la coalición, que luchan contra los rebeldes hutíes.

El asalto se detuvo durante unas semanas mientras se llevaban a cabo negociaciones entre las partes en conflicto para detenerlo, auspiciadas por la ONU, aunque acabaron fracasando.

Al Hudeida es un importante puerto del mar Rojo y está controlado por los hutíes, que han sido acusados de recibir armamento por mar desde Irán.

Los rebeldes expulsaron de Saná en septiembre de 2014 al Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente.

La coalición árabe, que ha admitido ataques en los que han muerto decenas de civiles, intervino en el conflicto en marzo de 2015, momento en el que se recrudeció la guerra que ha causado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin