Política

Dimite ministro Exteriores griego tras crisis con colega de Defensa

Atenas, 17 oct (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores griego, Nikos Kotziás, dimitió hoy tras enfrentarse con su colega de Defensa, el líder de los nacionalistas Griegos Independientes, Panos Kammenos, durante el Consejo de Ministros celebrado este martes.

Según informan los medios locales, Kotziás no se sintió suficientemente respaldado por el primer ministro, Alexis Tsipras, cuando fue atacado por Kammenos.

Ambos entraron en un acalorado debate por el acuerdo con Macedonia sobre el cambio de nombre de esta exrepública yugoslava, firmado en verano por Kotziás y rechazado por Kammenos.

La discusión se inició cuando Kotziás criticó al líder de Griegos Independientes por haber presentado durante un viaje a Estados Unidos la semana pasada un plan alternativo al denominado acuerdo de Prespa sobre el nombre definitivo de Macedonia, saltándose así la línea oficial del Gobierno de Atenas.

Según fuentes gubernamentales citadas por los medios, el ministro de Asuntos Exteriores culpó a Kammenos de actuar como ministro de Exteriores.

A pesar de que Tsipras intentó calmar los ánimos, el ambiente se mantuvo crispado, y según señalan algunos medios, Kammenos acusó a su colega de haber gestionado mal los fondos reservados adscritos a su ministerio.

La gota que, según los medios, hizo colmar el vaso fueron unas declaraciones esta mañana del portavoz del Gobierno, Dimitris Tzanakópulos, invitando a "bajarse del tren" a cualquier miembro del Gabinete que no esté de acuerdo con la política del Ejecutivo.

"El tren del Gobierno avanza en una dirección muy clara y cualquiera que no esté de acuerdo con el destino o que complique la ruta, puede apearse", dijo Tzanakópulos en declaraciones a la cadena de televisión privada Alfa.

En un comunicado, la oficina del primer ministro agradeció a Kotziás su labor en los últimos años e informó de que Tsipras ha decidido asumir la cartera de Asuntos Exteriores para "contribuir con todas sus fuerzas" a llevar a buen término el acuerdo de Prespa, actualmente en un complicado proceso de ratificación en el Parlamento macedonio.

Aunque finalmente es Kotziás quien ha dimitido, en los últimos días fue Kammenos quien estuvo bajo el foco de la crítica de algunos miembros del gabinete y del partido gubernamental mayoritario, Syriza, por su actuación en Estados Unidos.

En Washington, Kammenos se reunió con el vicesecretario de Estado, Wes Mitchell, a quien le expuso su postura contraria al acuerdo y le propuso como alternativa que Grecia selle con Albania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Bulgaria (y más adelante Serbia), una cooperación reforzada en materia de seguridad para eliminar la influencia rusa en la península de los Balcanes.

Uno de los motivos por los que la comunidad internacional, y en especial medida Estados Unidos, han mostrado especial interés en que prospere el acuerdo entre Grecia y ARYM es para desbloquear el acceso de este país a la OTAN y alejarlo así de toda influencia de Rusia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin