Política

La Comisión Europea no prevé dar más flexibilidad presupuestaria a Italia

Bruselas, 18 oct (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo hoy que esta institución no prevé otorgar más flexibilidad presupuestaria a Italia puesto que el país ya se ha beneficiado de toda la que permiten las normas, con lo que se ha ahorrado 30.000 millones de euros.

"Ha hablado por teléfono con colegas que no quieren que añadamos flexibilidad a la flexibilidad ya existente, y esa no es nuestra intención", dijo Juncker en la rueda de prensa posterior a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebrada hoy en Bruselas en la que abordaron la reforma del euro.

El presidente del Ejecutivo comunitario respondió así preguntado sobre si algunos líderes le habían pedido que no fuese indulgente a la hora de evaluar el borrador de presupuesto italiano para 2019, que según lo avanzado por varios comisarios europeos incumpliría las normas europeas de disciplina fiscal.

Aunque no estaba en la agenda de la reunión, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, hizo una exposición de la situación en su país a sus homólogos europeos, aunque la discusión no se prolongó puesto que las cuentas aún deben ser evaluadas por la CE.

El presidente de la Comisión dijo que no tienen "ningún prejuicio negativo con respecto a Italia" y que examinarán el documento "con el mismo rigor y flexibilidad" que el resto.

Sin embargo, incidió en que Italia "es el único país que se ha beneficiado de todos los instrumentos de flexibilidad" y que "ha sido capaz de gastar 30.000 millones de euros más en los últimos años sin que se adopte una sanción".

"Hemos sido muy amables y positivos en lo que respecta a Italia, porque Italia es Italia", dijo Juncker.

Según fuentes comunitarias, la cuestión del presupuesto fue puesta sobre la mesa por el propio Conte y tras su exposición algunos primeros ministros intervinieron para pedir que el presupuesto se mantuviese dentro de lo acordado, entre ellos el holandés, Mark Rutte, y el finlandés, Juha Sipilä.

Juncker, por su parte, sugirió que se restase "dramatismo" a las discusiones sobre los borradores presupuestarios, incluido el envío de cartas a los países, puesto que puede tener un efecto sobre los mercados financieros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin