Política

El Gobierno pide un dictamen para recurrir la "inaceptable" reprobación del Rey

Madrid, 19 oct (EFE).- El Consejo de Ministros ha acordado hoy pedir al recién renovado Consejo de Estado que emita con urgencia su dictamen preceptivo para impugnar ante el Tribunal Constitucional la reprobación de Felipe VI incluida en una resolución del Parlamento de Cataluña, que el Gobierno considera "políticamente inaceptable".

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha subrayado que el Ejecutivo "rechaza absolutamente" que la figura del rey sea "cuestionada en debates políticos" y ha advertido de que la reprobación del jefe del Estado "queda fuera de las funciones atribuidas a un Parlamento autonómico".

La resolución del Parlament, presentada por Catalunya en Comú Podem y aprobada con el apoyo de Junts per Catalunya y ERC, condena la toma de posición del rey en el "conflicto catalán", así como lo que considera "justificación de la violencia" policial el 1-O, y aboga por la abolición de la institución monárquica, que el Parlament califica de "caduca y antidemocrática".

Tras precisar que no podía identificar qué puntos de la resolución del Parlament serán recurridos ante el TC porque no ha estudiado en detalle el informe remitido por el Gobierno al Consejo de Estado, Celaá ha insistido en diferenciar entre la "crítica legítima" a una persona y la falta de competencias de un Parlamento autonómico para posicionarse sobre la figura del jefe del Estado,

El rey "está fuera del debate partidario y político" y, además, un Parlamento autonómico "no es competente para diseñar la forma de Estado de un país", ha argumentado la ministra.

Ante preguntas sobre la posibilidad de que el dictamen solicitado sea contrario a recurrir la resolución ante el TC, ha insistido en que es "preceptivo, que no vinculante", y ha querido dejar claro que, si el Consejo de Estado desaconseja el recurso, será esta institución la responsable de su decisión, no el Gobierno.

"Confiamos en que el Consejo de Estado emita el dictamen preceptivo" y, "en función del contenido, veremos si es vinculante o no es vinculante", ha añadido Celaá.

El Ejecutivo ha acordado solicitar el dictamen del Consejo de Estado en la misma reunión en la que ha aprobado el nombramiento de nuevos consejeros de este órgano consultivo, entre ellos la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

Junto a ella, se incorporan al Consejo de Estado la expresidenta del TC María Emilia Casas, el exsenador de ICV y exalcalde de Hospitalet de Llobregat Jordi Guillot y la exmagistrada del Constitucional y primera ponente del borrador de sentencia del recurso presentado por el PP al Estatut de Cataluña Elisa Pérez Vera.

El Gobierno ha decidido además la continuidad como consejeros del exministro de Justicia José María Michavila, el expresidente del Senado Juan José Laborda, el exministro de UCD Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona y la exconsejera del Gobierno asturiano Amelia Valcárcel, mientras que abandonarán el órgano consultivo Ana Palacio, Isabel Tocino, Manuel José Silva y María Luisa Cava de Llano.

Celaá ha valorado la alta cualificación y la "lealtad" de los nuevos miembros del Consejo de Estado y ha destacado que estos nombramientos ponen de manifiesto el "máximo respeto institucional" del Gobierno hacia el órgano que le asesora y su compromiso con él.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin