Política

Los observadores en Kabul critican las irregularidades y la lentitud durante la votación

Kabul, 20 oct (EFE).- Observadores de algunos candidatos en las elecciones parlamentarias hoy en Afganistán criticaron que en varios colegios electorales en Kabul la votación comenzó con hasta tres horas de retraso por problemas técnicos y ciertas irregularidades, generando la espera de cientos de ciudadanos frente a los centros.

"La gestión es muy floja, vine a las 07.00 horas pero el lugar no lo abrieron hasta las 09.00 horas", dijo a Efe Yahya Tanin, observador de uno de los candidatos en un colegio electoral en el área capitalina de Taimani, que criticó que no había "nadie para atender sus quejas".

En al menos cinco colegios electorales de Kabul cientos de ciudadanos esperaban para poder depositar su voto, mientras en el interior de algunos de esos centros las autoridades tenían problemas con los aparatos de reconocimiento biométrico para evitar la duplicación de votantes o esperaban aún la llegada de las papeletas.

La observadora de otro candidato, Nazila Neromand, aseguró a Efe que las fuerzas de seguridad le impidieron filmar con su teléfono móvil las irregularidades en el interior de los centros.

A pesar de los inconvenientes, algunos votantes que depositaron sus papeletas se mostraron exultantes por el cambio que estas elecciones, que llegan con tres años de retraso y en las que se deberán elegir a 250 diputados, supondrá para el futuro del país.

"Estoy feliz de que pude depositar mi voto por una persona que trabajará por el desarrollo del país. Estoy seguro de que mi voto es por un futuro radiante y por la prosperidad", dijo a Efe el estudiante universitario Gharig Muhammad.

Aún así, Muhammad recordó que las papeletas llegaron con dos horas de retraso y unas 800 personas se amontonaban en el exterior del centro electoral a la espera de ejercer su derecho al voto.

El joven Naweed, que trabaja en un mercado de melones, también se mostró ilusionado porque había votado "por un diputado que trabajará por su gente y no por su propio interés", un sentimiento similar al del votante Ezatullah Hamid, de 40 años, que espera que su candidato presione al Gobierno "para que no tome decisiones erróneas".

Previstas inicialmente para el verano de 2015 pero retrasadas a causa de la precaria situación de seguridad, la inestabilidad política y los problemas financieros, las elecciones son vistas como una prueba para la frágil democracia afgana y como un test antes de los comicios presidenciales previstos para abril de 2019.

Los resultados provisionales serán anunciados el 10 de noviembre y los definitivos el 20 de diciembre, según la comisión electoral, aunque las elecciones han sido retrasadas en dos de las 34 provincias.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin