Buscar

Paul Biya gana las elecciones presidenciales de Camerún

EFE
22/10/2018 - 16:33

Yaundé, 22 oct (EFE).- El presidente de Camerún, Paul Biya, fue proclamado hoy ganador de las elecciones del 7 de octubre y revalidó su mandato por siete años más, anunció el Tribunal Constitucional al divulgar los resultados oficiales de los comicios.

Biya, de 85 años y que lleva casi 36 en la jefatura del Estado, obtuvo el 71,28 % de los votos en los comicios.

El líder de la gobernante Reagrupación Democrática del Pueblo Camerunés (RDPC) logra así su séptimo mandato, afianzándose como el segundo dirigente de África -sólo por detrás del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang- que más tiempo lleva en el poder.

El segundo en número de votos fue el opositor Maurice Kamto, del Movimiento para el Renacimiento de Camerún (MRC), con apenas un 14,23 % de los apoyos, pese a que se autoproclamó vencedor de los comicios el pasado día 8 sin esperar a los resultados oficiales.

Biya derrotó a ocho candidatos, en unas elecciones con una participación del 53,85 % de los algo más de 6,6 millones de votantes registrados.

El mandatario venció en todo el territorio camerunés, excepto en la región del Litoral, donde Kamto se impuso con el 38,60 % de los sufragios, frente al 35,75 % del gobernante.

En las contestatarias regiones anglófonas del Noroeste y del Suroeste, donde grupos separatistas luchan por la independencia del territorio que denominan Ambazonia, Biya también ganó.

En el Noroeste, Biya logró el 81,74 % de los votos y, en el Suroeste, el 77,69 %.

En esas regiones, muchos ciudadanos no pudieron acudir a las urnas -la participación en el Noroeste no alcanzó el 6 %- a causa de la violencia entre separatistas y militares, acusados de arrasar aldeas y provocar el desplazamiento de cientos de miles de personas.

Biya, uno de los hombres más ricos del país, se alzó con la victoria a pesar del creciente descontento de los jóvenes y las afirmaciones del resto de los candidatos, que denunciaron que los comicios estuvieron marcados por "irregularidades" y un "desprecio de la ley electoral".

La campaña electoral se vio salpicada por la convulsa situación en las regiones anglófonas, que reclaman la independencia y congregan a un 20 % de la población del país, una inestabilidad que se vivió también el día de los comicios, cuando murieron tres personas en esas zonas.

La oposición presentó dieciocho recursos ante Tribunal Constitucional, el único con potestad para anunciar resultados oficiales, solicitando la anulación total o parcial de las elecciones, aunque estos fueron desestimados, lo que allanó la reelección de Biya.