Buscar

Sectores del PSC perfilan una corriente catalanista con el nombre "Juliol del 78"

EFE
26/10/2018 - 8:45

Barcelona, 26 oct (EFE).- Sectores del PSC perfilan la creación de una corriente interna "catalanista y federalista", liderada por el diputado Carles Castillo, que podría ver la luz próximamente con el nombre de "Juliol del 78", con el reto de atraer a antiguos votantes del partido, según han avanzado a Efe fuentes socialistas.

Este resurgimiento de la rama más catalanista del PSC se está gestando dos años después de que desaparecieran del mapa orgánico del partido sus dos exponentes más importantes, Avancem y Agrupament Socialista, que hasta 2014 fueron las principales corrientes críticas internas, presentes incluso en la cúpula de la formación.

Ahora, sectores del PSC impulsan la creación de una corriente que, según fuentes conocedoras de la iniciativa, nacería con un perfil "catalanista, federalista y marcadamente de izquierdas", muy crítica con el "acercamiento" en algunos momentos del partido a la entidad Societat Civil Catalana.

Tras estudiar varias opciones, el nombre que se baraja como más probable para bautizar esta corriente es "Juliol del 78", junto al lema "Catalanismo + Federalismo", que hace referencia directa a la fecha de fundación del PSC -16 de julio de 1978-, un partido que precisamente celebró este verano su 40 aniversario.

El diputado del PSC en el Parlament Carles Castillo es también la persona que cuenta con más números para liderar dicha corriente interna, después de que, según diversas fuentes consultadas, haya recibido múltiples apoyos de cargos territoriales y locales socialistas -sobre todo en la provincia de Tarragona, de la que él es diputado-, animándole a dar ese paso.

Castillo fue, el pasado 1 de marzo, el primer cargo socialista que visitó a uno de los dirigentes independentistas encarcelados, en ese caso Oriol Junqueras, en la prisión madrileña de Estremera, algo que hizo a título personal y por razones de "humanidad", debido a la relación personal que ambos trabaron en el Parlamento catalán.

De declarado perfil de izquierdas y catalanista, Castillo (Tarragona, 1975) es diputado en el Parlament desde la pasada legislatura: se estrenó como cabeza de lista del PSC por Tarragona en las elecciones catalanas de 2015 y, en las del 21 de diciembre de 2017, ocupó el número dos de la lista del PSC-Units en esa demarcación, en las que logró ser reelegido como diputado.

Él será con toda probabilidad el encargado de encabezar la nueva corriente del partido, una iniciativa que en todo caso aún carece de estructura definida y de un calendario de constitución, algo que sus promotores esperan ir llevando a cabo en próximas semanas y meses.

Desde el punto de vista catalanista, "Juliol del 78" se mostrará crítica con el "acercamiento" del PSC en los últimos años a Societat Civil Catalana, entidad que organizó tras el 1-O multitudinarias manifestaciones contra la independencia, con presencia de destacados dirigentes de Cs, PP y PSC, como el líder socialista, Miquel Iceta.

El reto es que el surgimiento de esta corriente sirva para remarcar el "espíritu catalanista" del PSC y así poder recuperar a antiguos votantes catalanistas desencantados con el partido, así como penetrar en regiones del territorio catalán donde habitualmente los socialistas tienen más dificultades, según las citadas fuentes.

Pero no solo el catalanismo será el eje fundacional de esta corriente, sino también el carácter claro de izquierdas, así como el federalismo, para hacer pedagogía al respecto y que no quede simplemente como una "palabra vacía".

La nueva corriente que se está horneando tomará así el testigo de otras que se activaron hace años pero que se acabaron desvinculando o diluyendo tras una dura crisis interna que culminó con la abrupta dimisión de Pere Navarro en 2014 como líder del PSC y la posterior llegada de Iceta, que pacificó el partido y estabilizó su caída electoral.

Fue precisamente en verano de 2014, tras esa crisis, cuando la corriente crítica Avancem, que lideraba el exalcalde y exdiputado Joan Ignasi Elena junto a otros dirigentes socialistas como Fabian Mohedano o Jordi del Río, rompió con el partido y se constituyó como una nueva formación, que acabó concurriendo a las elecciones de 2015 integrada en la candidatura de Junts pel Sí junto a CDC, ERC, Demòcrates de Catalunya o Moviment d'Esquerres.

Otra corriente catalanista era Fòrum Cívic-Agrupament Socialista, impulsada por la exconsellera Marina Geli, el exalcalde de Lleida, expresidente del PSC y actual embajador de España en Andorra, Àngel Ros, la exeurodiputada Maria Badia y el exdiputado Daniel Font.

Pero esas corrientes acabaron diluyéndose con la marcha del partido de pesos pesados como Geli, Badia, Antoni Castells, Montserrat Tura o Joaquim Nadal, así como también por el apoyo que tanto Àngel Ros como el exlíder del PSC Raimon Obiols dieron a Iceta cuando se postuló como primer secretario.