Política

La alianza de Merkel afronta otras regionales cuesta arriba, tras las bávaras

Berlín, 26 oct (EFE).- Apenas digerido el revés recibido en las urnas de Baviera, la gran coalición de Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, afrontará el próximo domingo los comicios regionales de Hesse, que según los sondeos darán otro toque de atención tanto al bloque conservador como a los socialdemócratas.

Merkel, quien apenas se dejó ver durante la campaña electoral bávara, en medio de las tensiones persistentes entre su línea y la de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), ha estado presente en tres mítines esta semana en Hesse, en un claro respaldo a su correligionario y jefe del Gobierno regional, Volker Bouffier.

La canciller aprovechó su paso por dicho estado federado, con capital en Wiesbaden y donde se encuentra la capital banquera Fráncfort, para calificar de "desproporcionadas" las sucesivas prohibiciones para la circulación de automóviles con motor diésel más antiguos.

También incidió, en una entrevista con un medio regional, en su hipotético relevo al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU) -que preside desde el 2000- al sentenciar que los intentos por regular desde el poder una sucesión suelen terminar muy mal.

El pronunciamiento sobre el diésel se tachó de electoralista -entre las ciudades afectadas por la prohibición está Fráncfort-, mientras que el relativo a su relevo remite al próximo congreso de la CDU, en diciembre, donde Merkel se presentará a la reelección como jefa del partido pese a los crecientes cuestionamientos internos a su liderazgo.

La líder del bloque conservador, integrado por la CDU y la CSU, y la del Partido Socialdemócrata (SPD), Andrea Nahles, han negado a los comicios de Hesse un carácter de barómetro sobre el estado de opinión a escala nacional, mientras que en Alemania se ve en las regionales una potencial nueva estocada a la gran coalición.

Ambas están fuertemente presionadas tras la fuerte caída de votos sufridas en sus filas en Baviera. La CSU perdió en esos comicios su tradicional mayoría absoluta y obtuvo un 37,5 % de apoyos -diez puntos menos que en 2017-, mientras que el SPD se hundió en un 9,7 % y quedó relegado a una quinta posición en la nueva cámara.

El último Politbarometer de la televisión pública ZDF pronostica para la CDU de Merkel en Hesse un 28 % de votos, una caída de diez puntos respecto a 2013, mientras que para el SPD se prevé un 20 %, otros diez puntos por debajo de lo obtenido en las anteriores regionales.

Al igual que ocurrió en Baviera, se espera un fuerte empuje para los Verdes, que tras convertirse en segunda fuerza en ese tradicionalista estado federado puede consolidar su despegue en Hesse para situarse en un 20 % de apoyos, más de nueve puntos por encima de sus resultados en 2013.

Pese a ese ascenso ecologista, coincidente con la tendencia al alza en intención de voto de los sondeos a escala nacional, está en el aire que pueda reeditarse la coalición que lidera en Hesse el conservador Volker Bouffier, con los verdes como socios.

Su alianza de gobierno ha sido exponente de solidez y armonía, con altos índices de popularidad tanto para Bouffier como para su ministro de Economía, el verde Tarek Al-Wazir.

Los verdes se alzaron ya como vencedores morales en Baviera, pero muy probablemente seguirán en la oposición en ese próspero estado federado, ya que la CSU mostró de inmediato sus preferencias hacia los derechistas Electores Libres, con los que negocia la formación de un gobierno.

Los sondeos apuntan a un panorama complejo con múltiples constelaciones de gobierno, incluida una coalición entre ecologistas, socialdemócratas e Izquierda -a la que se pronostica un 8 %- o tripartitos con los liberales -a los que se sitúa otro 8 %.

La única formación descartada como socio, en cualquier constelación, es la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), a la que los sondeos colocan en cuarta posición, con un 12 % de los votos.

Independientemente de lo que ocurra entre las grandes formaciones, la AfD celebrará la noche del domingo su acceso a esa cámara y completará su presencia con escaños en los 16 estados federados del país -además de los que tiene en el Bundestag y en la Eurocámara.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin