Política

Un tribunal bareiní revoca la absolución del líder opositor y dicta cadena perpetua

Manama, 4 nov (EFE).- El Tribunal Superior de Apelaciones de Baréin revocó la absolución dictada en junio por otro juzgado del principal líder de la oposición del país, el jeque Ali Salman, y le condenó a cadena perpetua por espiar para Cátar, informó hoy la Fiscalía bareiní.

Además de la de Salman, líder del partido ilegalizado Al Wefaq, el tribunal de Apelaciones revocó las absoluciones de los también líderes opositores Hasan Ali Yuma Sultan y Ali Mahdi Ali al Aswad, contra los que también dictó hoy cadena perpetua, una decisión que puede ser apelada al Tribunal de Casación.

"El equipo de defensa apelará la decisión ante el Tribunal de Casación", dijo a Efe uno de los abogados de Salman, que pidió no ser identificado, a la salida del juicio, sin dar más detalles.

En el fallo, que revoca la absolución dictada en junio por el Alto Tribunal Penal de Baréin, los tres opositores fueron encontrados culpables de "mantener contactos con los servicios de inteligencia" cataríes desde 2010 para llevar a cabo acciones contra el Gobierno y perjudicar sus intereses políticos, nacionales y económicos.

También se les condenó por "entregar información sensible al Gobierno catarí", además de "recibir dinero" de Doha por "sus servicios" y difundir rumores a través del canal catarí Al Yazira para "provocar el caos y el derrocamiento del sistema constitucional" en el reino, según la Fiscalía.

Los cargos de espionaje fueron formulados en medio de la crisis diplomática que se desató en junio de 2017 entre varios países árabes, uno de ellos Baréin, y Catar.

Tras conocer la decisión, la directora de Amnistía Internacional (AI) para Oriente Medio y Norte de África, Heba Morayef, aseguró en un comunicado que este veredicto "demuestra los incansables e ilegales esfuerzos de las autoridades de Baréin para silenciar cualquier forma de disidencia" en el pequeño reino.

Según Morayef, las autoridades deben "liberar de inmediato y sin condiciones" a Salman, calificado como "preso de conciencia que está recluido únicamente por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión".

Salman ya fue sentenciado a cuatro años de cárcel en 2015 por "insultar al Ministerio del Interior, incitar al odio y llamar a la desobediencia", y se le amplió la condena a nueve años en 2016 por "tratar de derrocar el Gobierno".

Esta condena se produce a pocos días de las elecciones parlamentarias y municipales en Baréin, previstas para el próximo 24 de noviembre, a las que no se permite concurrir a los partidos más importantes de la oposición, como Al Wefaq, que han sido proscritos.

Baréin ha reprimido todas las voces críticas desde el estallido de protestas en 2011, que fueron lideradas por la mayoría chií del país, la cual se siente discriminada por la monarquía suní.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin