Política

Carmena pide que Madrid sea referente de acogida y luche contra la soledad

Madrid, 9 nov (EFE).- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha renovado hoy el tradicional Voto de la Villa frente la Virgen de la Almudena y ha pedido que Madrid sea un "referente de acogida y lucha contra la soledad no deseada" porque "hay que cultivar la hospitalidad".

Así lo ha manifestado durante la misa celebrada en la Plaza Mayor de la capital, que se celebra en honor a la Virgen de la Almudena que, según la tradición, fue quien salvó a la capital de unas graves inundaciones que padecieron los madrileños en 1646.

La alcaldesa ha asegurado que hay que abrir "nuevos caminos humanitarios" versados en "acoger, proteger, promover e integrar" para que todos aquellos que lleguen a Madrid sientan "el calor y la alegría" de la ciudad de Madrid.

Ha recalcado que estas nuevas vías de integración deben centrarse en la "empatía, tolerancia y diálogo", al igual que las instituciones públicas deben adoptar estos tributos.

Carmena ha animado a los madrileños a cultivar "la virtud de la hospitalidad" porque si no "perderán el regalo del prójimo" y ha mostrado su conformidad con el acuerdo mundial sobre migraciones y refugiados promovido por la Iglesia Católica, porque hay que "elevar el derechos de las personas desplazadas para salvaguardar la dignidad de todos".

"Blindar las fronteras y anestesiar el corazón hace que perdamos lo que es el regalo del diferentes", ha insistido y ha añadido que Madrid debe ser una ciudad que "cultive la vecindad y comunidades hospitalarias en las que los que se sientan solos, no lo estén".

En el altar provisional que se ha montado en la Plaza Mayor se podía leer el lema "María, muéstranos a Jesús" y se ha celebrado la eucaristía en honor a la Virgen de la Almudena bajo el sol y con el frío de noviembre.

Se ha realizado la tradicional ofrenda de flores a la Virgen de la Almudena, en la que religiosos y madrileños vestidos de tradicionales chulapos y chulapas, han mostrado sus honores a la Virgen, con exaltaciones de "Viva la Virgen" y "Viva la Villa de Madrid".

A la ceremonia han acudido diferentes representantes políticos como el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, el portavoz de la Asamblea de Madrid del PSOE y del Ciudadanos, Ángel Gabilondo e Ignacio Aguado, respectivamente.

Al igual que los representantes del PP, PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida, Purificación Causapié y Begoña Villacis.

La fiesta de la Almudena ha estado también marcada por la posibilidad de que el dictador Francisco Franco sea enterrado en la cripta de la catedral de La Almudena, a lo que Carmena ha asegurado a los periodistas, antes de la eucaristía, que se debe cumplir con la ley de memoria histórica y que la dictadura no puede tener un "lugar de exaltación".

Por su parte, el presidente madrileño, Ángel Garrido, ha pedido hoy no dar pábulo al Gobierno de Pedro Sánchez en su intención de exhumar los restos del dictador Francisco Franco y ha ironizado: "Hay que dejar que hagan el ridículo ellos solitos y lo están haciendo pero muy a lo grande".

"Ahora tiene una patata caliente encima de la mesa y algo que eran los restos de un dictador en un sitio olvidado y en una zona boscosa está nada menos que con la tesitura de trasladarse al centro de Madrid", ha afirmado el presidente autonómico, del PP.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin