Política

Los combates se adentran en Al Hudeida y se sitúan cerca del principal hospital

Saná, 12 nov (EFE).- Los combates entre las fuerzas leales al Gobierno yemení y los rebeldes hutíes prosiguieron hoy en la ciudad estratégica de Al Hudeida (oeste) tras aproximarse al hospital Al Zaura, el principal de la urbe, poniendo en peligro a los civiles que reciben tratamiento en él.

Un enfermero del centro sanitario, que prefirió mantener el anonimato, aseguró a Efe que "todos los pacientes huyeron la tarde de ayer por el acercamiento de los enfrentamientos", menos una mujer que "está a punto de dar a luz" y permanece en Al Zaura.

Los departamentos del hospital están cerrados hoy y sólo cuatro médicos se encuentran en el centro para atender las emergencias, agregó la fuente.

El hospital se sitúa en una zona controlada por los rebeldes, en el suroeste de la ciudad, cerca del campus universitario de Al Hudeida, hacia donde avanzan las tropas gubernamentales.

Por su parte, el director de seguridad de Save the Children en el Yemen, Hassan Baha, afirmó que tras acercarse al hospital de Al Zaura, las tropas gubernamentales y las milicias aliadas "se retiraron hacia la Universidad" de Al Hudeida, a unos 4 kilómetros del centro sanitario.

Baha destacó que hoy el hospital "está operativo" y en él se encuentra un centro para el tratamiento de la difteria de Save the Children.

En cuanto a los menores que han resultado heridos a causa de la violencia en Al Hudeida, dijo que la semana pasada su organización atendió a ocho por heridas de balas perdidas y de metralla, y un adolescente de 15 años pereció.

Por otra lado, Amnistía Internacional (AI) denunció hoy en un comunicado que el personal médico y los pacientes de Al Zaura tuvieron que huir ayer por los bombardeos supuestamente efectuados por la coalición árabe en las cercanías del centro.

Un trabajador del hospital, que habitualmente atendía a unos 1.500 pacientes, dijo a la ONG que el bombardeo duró media hora y que se podían escuchar los disparos de las baterías antiaéreas muy cerca del hospital.

"En los conflictos armados, los hospitales deberían ser santuarios. Pero a medida que la batalla por Al Hudeida se intensifica, ambas partes parecen intencionadas a destripar las normas de la guerra e ignorar el estatus protegido de los civiles más vulnerables", declaró Lynn Maalouf, director de investigación de AI en Oriente Medio.

Mientras, las fuerzas yemeníes "lograron irrumpir en el barrio de Al Rabsa", adyacente al aeropuerto, en el sur de Al Hudeida, informó una página web afiliada al Ministerio de Defensa.

En ese distrito tomaron el control de varios edificios, entre ellos el colegio Al Nayah, detalló la web Septiembre Net.

Además, informó de que 143 efectivos de las fuerzas gubernamentales han sido trasladados a Egipto para recibir tratamiento médicos tras resultar heridos en la ofensiva de Al Hudeida.

Por su parte, la milicia progubernamental Resistencia Patriótica informó en Twitter de que los hutíes hicieron explotar tres edificios que controlaba el primer grupo y aseguró que decenas de sus combatientes, así como prisioneros de los hutíes, fallecieron.

Los edificios se encuentran en el este de la ciudad, cerca del hospital 22 de Mayo, cuyo control fue arrebatado a los rebeldes por las fuerzas gubernamentales el pasado fin de semana.

Según la milicia, entrenada y financiada por Emiratos Árabes Unidos, los hutíes minaron los edificios antes de retirarse de los mismos.

Mientras, el portavoz de la coalición militar liderada por Arabia Saudí, Turki al Malki, dijo en una rueda de prensa en Riad que al menos 1.745 combatientes rebeldes han muerto en la ofensiva de Al Hudeida y 466 de sus posiciones han sido tomadas.

Asimismo, destacó los progresos hechos por las fuerzas gubernamentales, que han asediado la ciudad por el norte y el sur, y confirmó que se encuentran en los accesos al barrio de Al Rabsa.

Hace dos semanas, las tropas yemeníes y milicias aliadas relanzaron la ofensiva sobre Al Hudeida, que había sido suspendida el pasado junio para dar una oportunidad a las consultas de paz entre las partes beligerantes con mediación de la ONU, que finalmente no se produjeron.

La ciudad está controlada por los hutíes desde finales de 2014.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin