Política

Batet califica el reto demográfico como cuestión de Estado y pide complicidad

Madrid, 14 nov (EFE).- La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha afirmado hoy que la repoblación y el equilibrio territorial es una cuestión de Estado y ha llamado a la complicidad del conjunto de la sociedad para abordar el reto demográfico.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Batet ha incidido en que la despoblación es uno de los mayores desafíos que hay que afrontar "como Gobierno de España y como sociedad española de manera conjunta".

"No afecta solo a algunas comunidades autónomas, afecta a todas las comunidades, también a Andalucía", ha precisado la ministra, que ha respondido así a una pregunta de la diputada socialista Sonia Ferrer sobre los planes del Gobierno para combatir la despoblación en los municipios andaluces.

Batet ha subrayado que la despoblación rompe el equilibrio territorial y es la "cara de una moneda", porque mientras unos municipios se despueblan, otros se masifican y, por tanto, genera problemas también en las zonas urbanas.

Se trata de "una cuestión de igualdad, libertad y vertebración del territorio", ha insistido y ha recordado que la comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, Isaura Lea, ya ha iniciado un "intenso" trabajo para presentar en la primavera de 2019 la estrategia nacional para afrontar este desafío.

No obstante, ha incidido en que el Gobierno ya está adoptando medidas como el decreto que aportará 80 millones de euros para programas de empleo a los municipios menores de 5.000 habitantes o la decisión de garantizar la cobertura con banda ancha al 80 por ciento de estos municipios.

Son medidas que complementan, ha dicho Batet, las ya impulsadas en los últimos años en Andalucía.

La diputada Sonia Ferrer ha incidido en que las despoblación en su comunidad no es un problema "tan acuciante" como en otras gracias a las políticas desarrolladas por la Junta, como la extensión de la asistencia sanitaria a todo el territorio o el mantenimiento de los centros educativos en el ámbito rural. "Tan solo con cuatro alumnos se crean centros", ha subrayado.

La mejora de las conexiones e infraestructuras, la promoción de la vivienda pública y del turismo de interior, el plan de fomento agrario o la financiación de los ayuntamientos han sido otras medidas apuntas por Ferrer.

Para la diputada, "la despoblación es el síntoma, pero la enfermedad es la igualdad".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin