Política

El Gobierno yemení anuncia que asistirá a una ronda de contactos de paz en Suecia

El Cairo, 19 nov (EFE).- El Gobierno yemení anunció hoy que asistirá a la ronda de contactos de paz que está siendo organizada por la ONU en Suecia y que está prevista para final de año, horas después de que los rebeldes hutíes comunicaran el cese de sus ataques con misiles a Arabia Saudí para facilitar esas negociaciones.

El Ministerio de Asuntos Exteriores comunicó al enviado especial de la ONU para el Yemen, Martin Griffiths, que enviará una delegación gubernamental a Suecia para buscar "una solución a la crisis", anunció la agencia oficial SABA.

"El Gobierno aseguró en su misiva la importancia de presionar a las milicias hutíes para que respondan a los esfuerzos de las Naciones Unidas y para que asistan a las negociaciones sin restricciones ni condiciones", se afirma en la nota.

Las "referencias" que guiarán al Gobierno en la ronda de consultas son la Iniciativa del Golfo, en la que se basó la transición política en el Yemen después de la revolución de 2011; los resultados del Diálogo Nacional Global y la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2216, que exige a los hutíes retirarse de las ciudades tomadas y entregar las armas, se añade.

Asimismo, el Ejecutivo pidió a la comunidad internacional que adopte una "postura decisiva" contra cualquier intento de las milicias hutíes de interrumpir o atrasar la ronda de consultas o de no presentarse a las mismas, como ocurrió en el último intento promovido por la ONU el pasado septiembre.

El anuncio del Gobierno yemení se produce horas después de que los hutíes anunciaran el cese de sus ataques con misiles balísticos y con drones contra Arabia Saudí, para favorecer la ronda de consultas de paz prevista para finales de año.

El jefe del Comité Revolucionario Supremo, el órgano ejecutivo del grupo insurgente, Mohamed Ali al Huti, aseguró que la iniciativa es una respuesta a los llamamientos del enviado especial de la ONU para que todas las partes se esfuercen en reducir las hostilidades para favorecer las consultas de paz.

"Si la coalición quiere la paz, estamos dispuestos a congelar y suspender las operaciones militares en todos los frentes", dijo Al Huti.

El pasado viernes, Griffiths trasladó al Consejo de Seguridad de la ONU su intención de convocar a las partes beligerantes para una ronda de contactos de paz que tendrá lugar a finales de año en Suecia.

El enviado de la ONU aseguró el Gobierno yemení y el movimiento hutí han manifestado un "compromiso renovado" para trabajar sobre "una solución política" al conflicto, desatado a finales de 2014.

Griffiths aseguró que las dos partes están comprometidas a asistir a las consultas, después de que la anterior convocatoria del enviado fracasara por la ausencia de los rebeldes, que no acudieron a Ginebra alegando que se les impidió volar a Suiza.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin