Política

Exploran nuevos usos para una playa de vías entre L'Hospitalet y la Zona Franca

Barcelona, 22 nov (EFE).- El delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro, ha anunciado hoy que están explorando la posibilidad de incorporar usos complementarios a una playa de vías propiedad de Adif situada en la frontera entre el polígono y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

"Primero de todo somos muy respetuosos con la propiedad de este espacio y sus necesidades ferroviarias, que para nosotros también es una prioridad", ha subrayado en declaraciones a los medios.

El delegado ha sido el protagonista del desayuno informativo "Foro Europa. Tribuna Catalunya", que ha organizado en Barcelona Nueva Economía Fórum bajo el mecenazgo de Asistencia Sanitaria.

En su intervención, Navarro ha detallado que la zona que se está estudiando se sitúa en la zona norte del polígono de la Zona Franca y tiene una superficie de entre 300.000 y 400.000 metros cuadrados.

La idea es analizar con Adif si, más allá de los usos ferroviarios, alguna parte de esta superficie se podría transformar en "espacios logísticos o industriales", si bien Navarro ha precisado que se trata de una exploración y que no hay nada asegurado.

Iniciativas como ésta se inscriben en la voluntad del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona de incrementar la colaboración con las ciudades vecinas de la capital catalana.

Otro de los pilares de la acción del consorcio es la modernización del polígono, "que es de los años 60, con lo bueno y lo malo que esto conlleva".

En este proceso de renovación, a su juicio jugarán un papel muy importante las nuevas tecnologías como el 5G porque en los polígonos del siglo XXI "tan importante es el asfalto como la conexión".

De hecho, Navarro ha concretado que desde la Zona Franca se está trabajando en una primera experiencia industrial con este tipo de tecnología, y también se han abierto conversaciones con el Mobile World Capital y grandes empresas para que puedan probar soluciones tecnológicas en el polígono barcelonés.

Navarro ha recalcado que el objetivo último del consorcio es mejorar la vida de los ciudadanos, por lo que ha defendido que el organismo se implique en la resolución problemas sociales como el del acceso a la vivienda, que ha recordado que fue uno de los principales debates que hubo en el salón Barcelona Meeting Point, que promueve el consorcio.

A su entender, parte de la respuesta debe proceder de "la arquitectura y el urbanismo", con proyectos como el que plantea el CZFB para el barrio de La Marina, donde quiere construir un millar de pisos para jóvenes.

"No estamos quietos, y menos que lo estaremos", ha insistido Navarro, que ha abogado por la colaboración público-privada para sacar adelante todas las iniciativas en las que el consorcio está inmerso.

El encargado de presentar al delegado ha sido el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu, que ha destacado la "capacidad de generar acuerdos y entendimiento" de Navarro, unos atributos que a su juicio "generan competitividad".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint