Política

Coalición árabe permitirá evacuar 50 rebeldes yemeníes heridos y acompañantes

El Cairo, 3 dic (EFE).- La coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció hoy que permitirá la evacuación del Yemen de un grupo de 50 rebeldes heridos, lo que es una exigencia de los insurgentes para acudir a la ronda de contactos de paz que está organizando la ONU.

Los heridos serán evacuados a Omán en un avión de la ONU que llegará hoy al aeropuerto de Saná, según anunció el portavoz de la coalición, el coronel Turki al Maliki, en un comunicado difundido por la agencia oficial saudí SPA.

En total, serán evacuados 50 combatientes heridos, además de 50 acompañantes, tres médicos yemeníes y uno de la ONU, según detalló Al Malki.

La coalición, que controla el espacio aéreo yemení, ha accedido a facilitar la evacuación a petición del enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, "por razones humanitarias y para construir confianza entre las partes yemeníes de cara a las conversaciones de paz de Suecia".

El coronel Al Malki reiteró el compromiso de la comandancia de la coalición para "esforzarse" en apoyar al enviado especial de la ONU en sus intentos de alcanzar una solución política al conflicto yemení, desatado a finales de 2014.

El jefe del Comité Revolucionario Supremo, el órgano ejecutivo de los hutíes, Mohamed Ali al Huti, dijo el pasado jueves que los insurgentes planean acudir a la ronda de contactos de paz de Suecia si se cumplen unas condiciones previas, entre ellas la evacuación de combatientes heridos del país.

Los hutíes no acudieron a la última ronda de consultas de paz, convocadas por la ONU el pasado septiembre en Ginebra, entre otros motivos, porque exigían que se facilitase el traslado de combatientes heridos al extranjero para su tratamiento médico.

El enviado de Naciones Unidas comunicó el mes pasado al Consejo de Seguridad de la ONU que había recibido el compromiso tanto del Gobierno yemení y como de los rebeldes hutíes con el proceso de paz.

Después del fracaso de la anterior ronda de consultas, Griffiths se mostró optimista respecto a la próxima cita, que tendrá lugar en Suecia este mes, sin fecha definida.

La guerra en Yemen comenzó a finales de 2014 cuando los rebeldes hutíes se hicieron con el control de Saná y otras provincias del norte del país.

El conflicto se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudí y apoyada por Estados Unidos y otras potencias, que actúan en favor de las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin