Política

Garrido dice que los extremos políticos no son peligrosos sino "inquietantes"

Madrid, 4 dic (EFE).- El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, cree que "inquietantes es una palabra que puede definir bien los extremismos" políticos en España en lugar de "peligrosos" y ha rehusado referirse a Vox como un partido de extrema derecha.

"No tengo por qué definir algo, que se definan ellos", ha declarado a los medios durante la recepción con motivo del día de la Constitución celebrada en la sede del Gobierno regional.

Previamente, en su discurso, Garrido ha recalcado que "es fundamental consolidar y reforzar el bloque constitucional y defender el Estado de Derecho ante el soberanismo y las posiciones extremistas, que no por minoritarias son menos inquietantes para el clima de entendimiento y paz social".

Sin embargo, en el escrito difundido a los medios aparecía la palabra "peligrosas" en lugar de "inquietantes", algo que ha justificado al decir que a veces introducen cambios en los discursos "sobre la marcha".

"Inquietantes es una palabra que puede definir bien los extremismos, no considero que la palabra peligrosos pueda caracterizar a los extremos que tenemos en España pero inquietantes sí. Como está por ver lo que pasa con esos partidos tendremos tiempo de ir hablando de ellos", ha comentado.

Preguntado sobre si su discurso a favor de la autonomías contradice al de Vox y al de Pablo Casado, ha respondido que el discurso de Vox ni le "importa" ni le "interesa", mientras que con Casado coincide "al cien por cien".

La participación en las elecciones andaluzas del pasado domingo ha sido la segunda más baja de la historia de la autonomía, con un 58,65 %.

El PP, con 26 escaños; Ciudadanos, con 21, y Vox, con 12, suman 59 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta, mientras que el PSOE se derrumba hasta los 33 diputados, el peor resultado de su historia, y Adelante Andalucía se queda en 17 (tres menos que los conseguidos por Podemos e IU en los anteriores comicios).

En opinión de Garrido, los resultados obtenidos por el PSOE en Andalucía han sido una "derrota doble" de la actual presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz, y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"En buena medida lo que ha ocurrido es el hartazgo de muchos andaluces que son también españoles con algunas políticas que se están lleva desde el Estado", ha dicho el presidente madrileño, que cree que "negociar con separatistas, batasunos y radicales ha sido absolutamente penalizado"

"Echar de esto la culpa solamente a Susana Díaz puede ser interesante para Pedro Sánchez pero no sería justo", ha añadido.

Por otro lado, ha señalado que no le preocupa que Vox pueda extenderse a otros territorios, sino que le preocupan los resultados del PP.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin