Buscar

Las empresas que tenían sede en Barcelona en 2016 facturaron 287.000 millones

EFE
4/12/2018 - 14:15

Barcelona, 4 dic (EFE).- Las empresas que tenían su sede social en Barcelona en el año 2016 ascendían a 89.306 y sumaron una facturación superior a los 287.000 millones de euros, lo que representa un incremento del 8 % con relación a 2014, cuantificable en 21.000 millones más.

Éste es uno de los datos que arroja el informe "Estructura empresarial a la demarcación de Barcelona", que elabora la Diputación de esta provincia con el respaldo del Ayuntamiento de Manresa para radiografiar el tejido empresarial barcelonés.

Los datos del estudio son previos al referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017, tras el cual un gran número de empresas trasladaron su sede social fuera del territorio catalán por temor ante la inestabilidad política.

Esto hace que en el documento aparezcan compañías como Gas Natural, Endesa o Grupo Planeta, que actualmente tienen su sede fuera de Cataluña y que aportan una parte relevante del volumen de negocios que se exhibe.

La diputada de Promoción Económica y Ocupación de la Diputación de Barcelona, Sònia Recasens, ha negado que estos cambios invaliden la fotografía que proporciona el estudio, dado que estas firmas mantienen su producción en el territorio barcelonés, independientemente del lugar de su sede.

Además, ha sostenido que muchas de estas compañías anunciaron su traslado pero no lo culminaron, por lo que ha defendido que las próximas ediciones del informe ayudarán "a poner luz y taquígrafos" sobre qué cambios hubo realmente.

Más allá de las cuestiones técnicas, lo que el estudio refleja es que la provincia Barcelona concentra el grueso de la actividad empresarial catalana: ocho de cada diez compañías están situadas en esta zona.

La fuerza de la capital catalana hace que la comarca del Barcelonès -Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Badalona, Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramenet- aglutine casi la mitad de la facturación de la provincia. Le siguen el Baix Llobregat y el Vallès Occidental.

Se trata de un tejido empresarial muy atomizado, en el que el 80 % de las firmas facturan menos de un millón de euros anuales, y solo un 3,8 % superan los 10 millones de volumen de negocio.

También destaca la juventud de las compañías, ya que el 83 % tienen menos de 26 años; un dato que hace concluir a los autores del informe que las empresas barcelonesas "presentan un nivel de emprendimiento superior a la media española".

Al entrar en el detalle por sectores, se observa cómo los ámbitos que más facturan no coinciden con los que emplean a más personas, ni con los que obtienen unos mayores beneficios.

Por ejemplo, el sector de la energía, el agua, el saneamiento y la gestión de residuos es el que más factura, pero ocupa la quinta posición si se tiene en cuenta el número de trabajadores que emplea y la tercera posición por resultado de explotación.

Recasens ha subrayado que se trata de una radiografía muy centrada en el tejido industrial, ya que no tiene en cuenta a autónomos, fundaciones ni a la administración.

Sin embargo, ha afirmado que los datos recabados les permiten afinar a la hora de promover políticas económicas eficientes desde la administración, como el paquete de ayudas para modernizar polígonos que está triunfando esta legislatura, y ha concluido: "Barcelona será industrial o no será".