Política

Armenia vota para legitimar la victoria de su revolución

Ereván, 9 dic (EFE).- Los armenios votaron hoy en las primeras elecciones parlamentarias anticipadas en la historia de este país que fueron convocadas por el Gobierno para legitimar los logros de la "revolución de terciopelo" del pasado abril.

A la espera de los primeros resultados oficiales, que comenzarán a difundirse a partir de la medianoche (20.00 GMT), todos los pronósticos apuntan a una aplastante victoria de la alianza "Mi paso" del primer ministro interino y líder de la revuelta popular, Nikol Pashinián.

Los expertos consultados por Efe auguraron para la fuerza de Pashinián más del 50 % de los votos.

Según algunos analistas, "Mi paso" puede incluso llegar a ocupar dos tercios de los escaños en el nuevo Parlamento al destronar al "Partido Republicano", que gobernó los destinos de este país durante las últimas dos décadas.

La principal intriga de estos comicios radica precisamente en el futuro de la otrora fuerza mayoritaria, que, según algunos sondeos, ni siquiera superará el umbral del 5 % para entrar en la Asamblea Nacional (Parlamento).

La segunda fuerza más votada sería el partido "Armenia Próspera" del empresario Gagik Tsarukián.

También pueden pasar el umbral del 5 % necesario para entrar en el Parlamento "Armenia Luminosa", "Nosotros" y la Federación Revolucionaria Armenia (FRA) Dashnantsutiun.

Según la legislación local, en el Parlamento armenio deben estar representadas al menos tres fuerzas políticas.

De esa forma, independientemente del porcentaje que logre "Mi paso" y que sin ningún genero de duda será muy alto, otras dos formaciones obligatoriamente delegarán a sus representantes al órgano legislativo.

Los armenios agradecen a Pashinián, líder de las mayores protestas antigubernamentales en la historia de Armenia que forzaron la dimisión del antiguo mandatario, Serge Sargsián, que haya puesto fin al monopolio del poder de los republicanos a los que acusan de una economía desastrosa y la caída del nivel de la vida de la población.

"Solo por hacerlo, por acabar con el Gobierno anterior, se merece mi voto", dijo hoy a Efe el militar Armén, quien sirve en la frontera de Armenia con Azerbaiyán.

Según este teniente, quien espera que Pashinián suba los sueldos del Ejército, hay que darle un voto de confianza al nuevo dirigente para que pueda llevar a cabo las reformas prometidas y si luego sigue el camino de sus predecesores, "el pueblo volverá a levantarse".

También la pensionista Nelly Petrosián aseguró haber votado por la fuerza de Pashinián y "un futuro mejor" de Armenia.

"No hay más que ver en lo que se ha convertido el país mientras los republicanos estaban en el poder", lamentó.

Al mismo tiempo, el Partido Republicano acusó durante la campaña electoral a Pashinián de la intención de concentrar todo el poder en sus manos.

La formación aseguró que es consciente de sus errores cometidos durante los años que estuvo en el poder y se mostró dispuesta a poner ahora toda su experiencia al servicio de la Patria, ejerciendo de oposición constructiva.

Según la Comisión Electoral Central, la participación en los comicios legislativos anticipados se situó en el 48,63 %.

Mientras, la Policía informó que trabaja para investigar más de un centenar de avisos sobre posibles infracciones, relacionados principalmente con aglomeraciones en los centros de votación y el mal funcionamiento de lectores de huellas dactilares.

El protagonista de la jornada electoral, Pashinián, considerado en Armenia como un héroe nacional, adelantó tras depositar su voto en un colegio de Ereván que no ve probable la formación de coaliciones con otras fuerzas.

"Si las encuestas reflejan la voluntad real del pueblo, no habrá ninguna coalición", dijo el político, cuya llegada al centro de votación causó una enorme expectación entre los medios de comunicación.

En cuanto a la fuerza que ve como el principal rival de "Mi paso", el primer ministro interino pidió esperar a los resultados de los comicios.

Y no es para menos, pues si los pronósticos aciertan, Pashinián contará con una mayoría absoluta en el Parlamento para gobernar el país caucasiano durante el próximo lustro y llevar a cabo otra revolución, pero esta vez en el ámbito económico.

Estos comicios cierran la crisis política en el que Armenia vivía desde hace medio año y abren una nueva página en la historia del país que recibirá 2019 con una realidad muy distinta a la que se podía imaginar hace apenas un año.

Anush Janbabian

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin