Buscar

Cs judicializa la reforma del Beti Jai y defiende que no protege el patrimonio

EFE
12/12/2018 - 11:28

Madrid, 12 dic (EFE).- Ciudadanos ha recurrido el concurso para reformar el Beti Jai ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública al considerar que el proyecto ganador no cumple con las bases y pone en cuestión la protección del patrimonio en este frontón, protegido como Bien de Interés Cultural.

El PSOE-M también se plantea acudir a los tribunales para recurrir el proyecto elegido por un jurado el pasado 13 de noviembre, que plantea cubrir el frontón para sumar nuevos usos al deportivo.

En la comisión de Cultura y Deportes, la edil de Ciudadanos Sofía Miranda se ha referido a las dudas expresadas en el concurso por la directora general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini y la coordinadora general de Cultura, Deportes y Turismo en la capital, Carmen Rojas, presidenta del jurado.

La cubierta, ha detallado Miranda, plantea "dudas" respecto a una posible alteración de los elementos del edificio y su protección y también hay "objeciones en cuanto a su viabilidad real al alterar profundamente la configuración de elementos protegidos".

El jurado estuvo presidido Rojas y formado por Sobrini, el decano del Colegio de Arquitectos, José María Ezquiaga, técnicos municipales, dos arquitectos a propuesta del COAM, un ingeniero y un experto propuesto por Ciudadanos, que introdujo un voto particular en contra del fallo, que según Ciudadanos incumple las bases.

El jurado "no puede prescindir de las exigencias de los mínimos" y por ello el partido naranja ha presentado un recurso "en defensa del principio básico de igualdad de oportunidades" que debe regir la contratación pública, ha detallado Miranda.

"Más de lo mismo pero con un toque indie", ha asegurado la edil del PSOE-M Mar Espinar, que acusa a Ahora Madrid de hacer un urbanismo "continuista" al de su "archienemigo", el PP, fomentando la privatización del Beti Jai e incumpliendo su programa electoral.

La actuación del Gobierno de Manuela Carmena en el Beti Jai es para la edil socialista una "cacicada" que impone una cubierta rechazada por los vecinos y, a su juicio, incumple la normativa sobre protección del patrimonio, por lo que es "muy probable" que el PSOE acuda a los tribunales.

"Confiemos en que la justicia paralice lo que ustedes quieren hacer", ha agregado Espinar.

Carmen Rojas, directora general de Cultura, Deportes y Turismo y presidenta del jurado ha defendido que el proceso buscaba soluciones profesionales para la evacuación, la accesibilidad, la implantación de nuevos usos y una posible solución de cubrición, obteniendo proyectos "a la altura".

El fallo del jurado es colegiado, ha destacado Rojas. "Todos pensamos que lo importante era que el edificio pudiera tener oportunidad de ser cubierto porque sin la cubrición entendemos que no es posible ningún uso", ha defendido.

El "voto particular deja abierta la posibilidad de que podamos mejorar el proyecto", ha agregado Rojas, quien ha añadido que acatarán "lo que el tribunal concluya" y ha defendido la legalidad de las bases diseñadas por el Colegio de Arquitectos, que no fueron impugnadas.

Según la directora general "las ideas no atan al desarrollo del proyecto" y para realizar nuevas obras hace falta un nuevo plan especial.

Para el PP "todo indica que este concurso no solo ha estado mal planteado, si no también mal resuelto". La edil 'popular' Isabel Rosell ha defendido que el modelo de su partido es el mejor "para recuperar un espacio BIC".

"Convocar un concurso de obra y gestión -lo que ha hecho Ahora Madrid- es lo que hay que hacer para el sentido común, es lo que funciona", ha defendido el PP.

"De momento el Beti Jai no tiene novio", ha añadido la edil del PP que considera que quien desee explotarlo deberá hacer nuevas obras porque el uso no será claro, un momento en no se podrá exigir responsabilidades a Carmena, que "ya no será alcaldesa ni estará de jefa de la oposición", según el PP.

'Bizitza berria, nueva vida para el Beti Jai" fue el proyecto elegido para rehabilitar el único frontón que queda en pie en Madrid, construido en 1894 por el arquitecto Joaquín Rucoba para albergar encuentros de pelota vasca y que dejó de funcionar en 1919. Desde 2011 es BIC.