Política

La Eurocámara intenta volver a la normalidad tras su sesión más larga y angustiosa

Estrasburgo (Francia), 12 dic (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) quiso blindarse hoy contra el terror, apenas unas horas después del atentado en la ciudad que da sede al pleno y de un confinamiento que dejó a muchos en el hemiciclo hasta altas horas de la madrugada, manteniendo el orden del día previsto.

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, dejó claro desde el primer momento que la sesión no sería suspendida, una medida que no gustó a algunos eurodiputados, sobre todo a los franceses, pero con la que el PE quería enviar el mensaje de que "los terroristas no conseguirán imponerse a los valores y las libertades" en Europa, dijo el político italiano.

"Hoy es un día muy difícil para toda Europa", añadió Tajani, quien subrayó la simbología de Estrasburgo, localidad puente entre Francia y Alemania, como ciudad de paz y democracia y sede de la Eurocámara.

El presidente del PE invitó a los europeos a reaccionar "haciendo lo contrario de lo que quieren aquellos que hieren la democracia", es decir, sin modificar "nuestros hábitos", tal como ya hizo el martes el PE, que continuó trabajando hasta medianoche y prosiguió de nuevo hoy.

Además, los eurodiputados guardaron antes de las votaciones del mediodía un minuto de silencio en homenaje a las víctimas, que ascienden a 3 fallecidos y 13 heridos, 8 de ellos graves.

Entre las votaciones previstas en la Eurocámara, precisamente, se cuenta un voto sobre nuevas recomendaciones de la comisión especial antiterrorista, puesta en marcha en 2017 tras los atentados de Barcelona.

El propio Tajani estuvo este martes por la noche entre los eurodiputados y personal a los que se obligó a quedarse en la sede de la institución hasta que los servicios del Parlamento Europeo, con colaboración con las autoridades de la ciudad, consideraron que era seguro desalojar.

También se quedaron "atrapadas" en el PE las eurodiputadas españolas y víctimas del terrorismo Maite Pagazartundúa (UPyD) y Teresa Jiménez Becerril (PP).

Preguntada sobre cómo vivió la reclusión en la Eurocámara tras conocerse el atentado, Pagazartundúa explicó a Efe que "dada la experiencia de ser vasca y haber afrontado el terrorismo" se le "activó" su "protocolo".

"Lo primero estar tranquila, pensar con frialdad, comprobar que todos los cercanos están bien y luego pensar en qué podemos ser más útiles", explicó.

Esta mañana en el pleno varios eurodiputados quisieron agradecer al personal de las cafeterías y de coches y autobuses, la mayoría vecinos de Estrasburgo, que mantuvieron la calma y se quedaran hasta el último minuto en la institución.

Entre los heridos hay por lo menos una persona vinculada al Parlamento Europeo, un estudiante de periodismo italiano que había viajado a Estrasburgo para vivir una de sus primeras coberturas fuera de su país y cuyo estado es grave, dijeron fuentes parlamentarias.

Decenas de asistentes, periodistas y algún eurodiputado también fueron testigos o vivieron las consecuencias del atentado desde el centro de la ciudad porque ya habían dejado el Parlamento Europeo.

Muchos querían aprovechar para ver el mercado de Navidad antes de cenar y regresar a sus alojamientos, lugar en el que se produjo el tiroteo.

Así, entre otros, varios eurodiputados españoles del PP se encontraban cenando en un establecimiento del que no pudieron salir hasta bien entrada la madrugada al encontrarse dentro del perímetro de seguridad.

Un grupo de periodistas finlandeses que cubrían la actualidad en el Europarlamento estaban cenando un establecimiento cercano y consiguieron guarecer en su local a un herido grave, aunque el hombre terminó falleciendo.

También Lília, una asistente parlamentaria portuguesa del Partido Popular Europeo, estuvo en el lugar de los hechos y tuvo que huir de los disparos a su alrededor.

Este miércoles, la joven, originaria de Faro, no ha podido acudir al PE con normalidad porque la policía de Estrasburgo le ha pedido que acuda para prestar declaración.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin