Política

El Parlamento kosovar aprueba la creación de un Ejército propio

Belgrado, 14 dic (EFE).- El Parlamento de Kosovo aprobó hoy transformar su limitada Fuerza de Seguridad de Kosovo (KSF) en un Ejército, lo que puede tensar aún más las relaciones con Serbia, que no reconoce la independencia de su antigua provincia.

"Esta votación marca una nueva época para nuestro Estado. A partir de este momento tenemos un Ejército oficial de Kosovo", declaró el presidente del Parlamento, Kadri Veseli.

Las autoridades kosovares consideran esta decisión un paso "histórico" que sella simbólicamente su soberanía.

La seguridad de Kosovo está en manos de la KFOR, una fuerza internacional liderada por la OTAN, desde el fin de la guerra entre fuerzas serbias y milicias albanokosovares (1998-99).

El Ejército Kosovar será ahora el encargado de "garantizar la integridad territorial del país, proteger los bienes e intereses de la República de Kosovo, dar apoyo militar a las autoridades civiles en caso de desastres y participar en operaciones internacionales", según la normativa aprobada por el Parlamento.

La decisión, considerada muy popular entre los albanokosovares, recibió el apoyo de los 107 diputados presentes en la sesión, pero fue boicoteada por la minoría serbia que considera que la creación del Ejército kosovar desestabiliza la región.

La OTAN advirtió a Pristina en los días pasados de que éste no era un buen momento para la decisión de crear un Ejército propio, mientras que recibió el respaldo de EEUU, el principal valedor internacional de la independencia de la exprovincia serbia.

Serbia, que no reconoce la independencia de Kosovo, considera que la creación del Ejército de Kosovo es "ilegal" y supone una amenaza para la minoría serbia en su antigua provincia.

Belgrado argumenta que la KFOR es la única autoridad militar en el territorio, según las leyes internacionales.

"Prometo que aseguraremos la paz a todos los que viven con nosotros, en nuestra casa común. Para que Kosovo llegue a ser parte de la OTAN, el futuro ejército siempre protegerá la vida, la dignidad y la integridad de los ciudadanos", dijo el primer ministro de Kosovo, Ramush Haradinaj, poco antes de la votación en el Parlamento.

Las nuevas leyes estipulan que Kosovo contará con un Ministerio de Defensa y define las condiciones del servicio en el futuro Ejército.

Este, cuando concluya su formación, previsiblemente en un período de hasta diez años, debería tener unos 5.000 efectivos y unos 3.000 reservistas, que protegerán la integridad territorial y la soberanía de Kosovo, y podrían participar en misiones internacionales.

La actual KSF tiene unos 2.000 efectivos equipados con armamento ligero -su principal misión es actuar en caso de desastres naturales- y dispone de un presupuesto anual de 55 millones de euros, que ahora irá en aumento por sus nuevas atribuciones.

Este paso de las autoridades kosovares puede aumentar las tensiones entre Kosovo con Serbia.

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, declaró la víspera de la votación en el Parlamento kosovar que "todo lo que hace Pristina, y evidentemente lo hace con el apoyo de Estados Unidos y el Reino Unido, es contrario al derecho y es ilegal".

"Lo nuestro es preservar la paz para nuestros hijos en el futuro. No necesitamos tambores de guerra, pero no permitiremos a nadie que humille al pueblo serbio ni que lo ponga en peligro. Deseamos soluciones pacíficas", aseguró el presidente serbio.

El anuncio de Kosovo de que creará un Ejército acontece en un momento de tensión con Belgrado, después de que las autoridades kosovares impusieran en noviembre pasado aranceles del 100 por 100 a los productos importados de Serbia.

Kosovo, poblado mayoritariamente por albaneses étnicos, proclamó en 2008 su independencia de Serbia, que sigue sin reconocerla, pero que ha sido apoyada por unos cien países, entre ellos EEUU y la mayoría de los socios de la Unión Europea (UE) aunque no por Rusia, China y España, entre otros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint