Buscar

Putin acusa a Kiev de haber enviado a sus marineros al mar Negro "para morir"

EFE
20/12/2018 - 21:40
Más noticias sobre:

Moscú, 20 dic (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo hoy que el Gobierno ucraniano quería que algunos de los 24 marineros capturados el 25 de noviembre pasado en el incidente con Rusia en el mar Negro "murieran" para sacar más rendimiento de su "provocación".

"En cuanto al destino de los marineros, éstos fueron enviados a morir" en el incidente marítimo, señaló el mandatario en su rueda de prensa anual para hacer balance del año.

"Los círculos de poder no están satisfechos, porque querían que alguien muriese" en el choque, cuando los guardacostas rusos dispararon contra tres barcos ucranianos y les impidieron el paso por el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov.

Putin volvió a calificar el incidente de "provocación" por parte de Kiev, y la atribuyó a intereses "electorales" por parte del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, quien previsiblemente será candidato para renovar su mandato en los comicios de marzo.

"Ellos tienen elecciones y necesitan escalar la situación, a fin de impulsar (...) al presidente actual. Pero eso perjudica los intereses de las personas y del Estado" ucraniano, señaló Putin.

El presidente ruso dijo que "quizás haya tenido éxito" la supuesta estrategia de Poroshenko para mejorar el apoyo a su persona, dado que "el respaldo a él ha subido" en las encuestas, en las que estaba en quinta posición antes del incidente y ahora se sitúa en tercera, con el 12 %.

La mejor valorada por ahora es la ex primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, con más del 20 % del apoyo, recalcó Putin.

"Viendo los sondeos supongo que (Poroshenko) ha tenido éxito, pero también ha sacrificado el interés de su país", sostuvo el mandatario ruso.

Rusia ha acusado a los 24 marineros de cruce ilegal de su frontera, porque afirma que los barcos se dirigieron directamente hacia el puente de Kerch, que considera está en aguas suyas y que une la península de Crimea -anexionada en 2014- con la península.

Kiev considera la respuesta rusa una agresión y mantiene que informó con la debida antelación del cruce y que los guardacostas rusos dispararon contra los marineros cuando hacía varias horas que habían abandonado la zona del estrecho de Kerch y navegaban con destino a su puerto de origen, Odesa, en el mar Negro.

Sobre el destino de los 24 marineros, que Kiev considera prisioneros de guerra, Putin dijo hoy que un eventual intercambio de presos como lo ha sugerido Ucrania solo podrá ser abordado una vez se haya finalizado el proceso penal en Rusia contra ellos.

También dijo Putin que las relaciones con Ucrania no mejorarán mientras haya en "en los corredores del poder en Kiev rusófobos que no comprenden los intereses de sus propias gentes".

"Mientras estos continúen, esta situación anormal continuará, con independencia de quién esté en el cargo en el Kremlin", recalcó Putin cuando fue preguntado si solo habrá una mejora en las relaciones bilaterales una vez él abandone la presidencia.