Buscar

PP: El fallo del TSJM no cambia la situación porque Madrid Central no está en vigor

EFE
21/12/2018 - 12:47

Madrid, 21 dic (EFE).- El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, defiende que el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a paralizar cautelarmente Madrid Central "no cambia la situación" porque la medida "no está en vigor", al haber tenido una implementación "'fake'".

Tanto el grupo municipal del PP como la Comunidad de Madrid habían pedido paralizar la Ordenanza de Movilidad Sostenible hasta que el TSJM resuelva sobre el fondo del asunto, pero la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo no aprecia que exista peligro de que los madrileños sufran un perjuicio "irreparable" si se mantiene la medida.

En declaraciones remitidas a los medios tras hacerse público el auto, Martínez-Almeida ha apuntado que "el procedimiento judicial sigue en marcha", y confía en que la sentencia "será favorable" y dará la razón al PP.

En cualquier caso, ha reiterado, "la decisión del TSJM no altera la situación actual" porque "Madrid Central, tal y como fue diseñado por el Ayuntamiento, no está en vigor".

"El Ayuntamiento quería la foto de Madrid Central, pero no quiere las consecuencias reales que puede generar Madrid Central", ha sentenciado.

Además, a la salida del pleno municipal en el que han quedado aprobados los presupuestos municipales para 2019, el concejal ha aclarado que la intención de su partido respecto a Madrid Central, en el caso de que accedan a la alcaldía, es realizar "una modificación muy importante" de este plan de movilidad, pero no anularlo completamente.

"Vamos a revertir Madrid Central a partir de determinadas medidas", ha indicado.

Martínez-Almeida ha aseverado que el PP tiene "una postura muy clara" ante Madrid Central, al contrario que "otros grupos municipales que no se entienden".

Algunas de las iniciativas que el PP quiere plantear si llega al Gobierno en mayo de 2019 son la "ampliación de los horarios de carga y descarga" y la "flexibilización de los requisitos de tener que dar la matrícula y el nombre de las personas que vienen a las casas".

También aboga por permitir la circulación sin restricciones "a través de los ejes principales del distrito Centro" y por "incentivar" con ayudas el uso del transporte público, los aparcamientos disuasorios, la sustitución de vehículos contaminantes por ecológicos y la eliminación de las calderas de gasoil.

Martínez-Almeida defiende que estas medidas permiten "luchar para que la contaminación se acabe, no para que la contaminación se desplace", que es lo que a su juicio ocurre con Madrid Central.