Buscar

El maoísta Partido Comunista de Filipinas cumple 50 años alzado en armas

EFE
26/12/2018 - 12:18

Manila, 26 dic (EFE).- El Partido Comunista de Filipinas (PCF), de inspiración maoísta, conmemoró hoy su 50 aniversario con su líder, Jose Maria Sison, en el exilio y su brazo armado envuelto en uno de los conflictos armados más largos y mortíferos de Asia.

En un comunicado, el PCF celebró sus "grandes logros y victorias", mientras que el Gobierno filipino lo acusó de llevar a cabo una "rebelión fallida" que ha provocado la muerte de numerosos "estudiantes jóvenes".

Entre 30.000 y 45.000 personas han muerto en el conflicto entre las fuerzas de seguridad filipinas y el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), el brazo armado del PCF fundado en marzo 1969.

La página del PCF amaneció hoy fuera de servicio debido a un supuesto ataque informático, pero en su cuenta de Twitter colgaron un comunicado celebrando su "resistencia antiimperialista y la revolución socialista".

También había fotos y vídeos colgados de recientes celebraciones y desfiles de guerrilleros del NEP, armados con fusiles de asalto y algunos calzados con botas de goma y chanclas.

"Después de 50 años, el Partido Comunista de Filipinas es relevante, está encabezando un vibrante movimiento revolucionario", afirmó este mismo día Sison, fundador y presidente del PCF, en una entrevista desde Holanda con el canal de televisión filipino ANC.

Sison, en el exilio desde 1987, afirmó que el brazo armado del PCF, el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP), lucha para tomar el poder político y llevar a cabo una revolución "democrática" mediante la distribución de las tierras y eliminación de la pobreza.

El líder comunista, poeta y escritor, de 79 años, criticó el "deterioro" de Filipinas bajo la presidencia de Rodrigo Duterte, al que acusó de estar aliado con la "oligarquía" y de encaminarse hacia una "dictadura fascista".

Defendió que el conflicto ha dejado unos 40.000 muertos, de los que unos 10.000 fueron causados por el NEP y los otros 30.000 son "civiles" a los que mataron los soldados tras ser acusados de colaborar con los comunistas.

No obstante, Sison se mostró dispuesto a negociar con el Gobierno si se compromete a implementar reformas para conseguir la "justicia social" en un país donde un cuarto de la población vive bajo el umbral de la pobreza y un 30 % trabaja en la agricultura.

Todas las negociaciones entre las autoridades y el PCF han fallado, incluida la que inició Duterte en 2016 tras tomar posesión de su cargo.

Los comunistas dieron por concluidas las conversaciones con Duterte en 2017, cuando el presidente se empeñó en celebrar las reuniones en Filipinas y se negó a liberar a 392 presos comunistas.

Duterte, que declaró al PCF y NEP como organizaciones terroristas tras las negociaciones fallidas, prometió que acabará con la guerrilla comunista en 2019 y no aceptó el alto el fuego ofrecido por la insurgencia para los días de Navidad y Año Nuevo.

"(Los comunistas) matarán esta república y no voy a permitirlo", aseveró el mandatario la semana pasada, al tiempo que prometió acabar con el PCF, el NEP y sus organizaciones aliadas.

En un comunicado, el portavoz presidencial, Salvador Panelo, criticó a Sison de vivir en el exilio mientras sus camaradas se juegan la vida en la lucha armada y aseguró que cientos de guerrilleros se están rindiendo voluntariamente.

"Hay honor en volver a una sociedad democrática y adherirse al orden constitucional", manifestó Panelo.

Sison estableció el PCF en 1968 como una escisión del Partido Komunista ng Pilipinas (PKP), fundado en 1930, con el objetivo de implementar una revolución maoísta y apartarse del "revisionismo" contra Stalin iniciado en la Unión Soviética.

Fundó el PCF en una cabaña de bambú en la isla de Luzón y eligió el 26 de diciembre por ser la fecha de nacimiento de Mao Zedong, aunque ahora califica a los líderes del Partido Comunista Chino como "capitalistas burócratas".

Frente a las reformas económicas chinas, Sison sigue defendiendo la revolución cultural y la toma del poder por el proletariado y el campesinado, así como la justicia social mediante el reparto de tierras y la nacionalización de los sectores estratégicos.

Admirador de Mao Zedong y Stalin, el líder comunista fue premiado en 1987 con el premio Southeast Asia WRITE, el galardón literario más prestigioso del Sudeste Asiático, debido a su poemario "Prison & Beyond".

El PCF y el NEP son considerados grupos terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea.