Política

El PP y Cs ultiman un gobierno para Andalucía que necesita el apoyo de Vox

Sevilla, 28 dic (EFE).- El PP y Ciudadanos ultiman un gobierno de coalición en Andalucía con independientes y menos consejerías y que quieren constituir en enero tras el necesario apoyo de Vox, que exigirá reformas, entre ellas la de la ley de violencia de género, un alianza criticada por el PSOE y por formaciones políticas catalanas.

Una vez que el Parlamento regional quedó ayer constituido y la Presidencia de la Cámara ha recaído en la formación naranja, el próximo paso del acuerdo entre PP y Cs se centra en la composición de un ejecutivo que tenga menos de las 13 consejerías que el gobierno socialista de Susana Díaz.

Previsiblemente, el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, será el presidente de la Junta, y el de Ciudadanos, Juan Marín, el vicepresidente. El resto de las consejerías aún se están negociando, un proceso que se pretende culminar en enero para celebrar la sesión de investidura como muy tarde la tercera semana de ese mes.

Vox ha precisado que exigirán determinadas medidas de su programa para respaldar a Moreno en la investidura, entre ellas la derogación de la Ley de Memoria Histórica y la sustitución de la Ley de Violencia de Género por otra de "Violencia Intrafamiliar", así como la supresión del impuesto de sucesiones.

Tras el acuerdo de PP, Cs y Vox para la Mesa del Parlamento andaluz, que les otorga mayoría con cinco representantes frente a dos del PSOE y ninguno de Adelante Andalucía (la coalición de Podemos e IU), numerosos responsables políticos han opinado sobre ese pacto.

Moreno ha alabado la responsabilidad de Cs y de Vox por compartir el "anhelo" del cambio en Andalucía y les ha pedido que ante los acontecimientos futuros se aparten del "tacticismo" de mayo, en alusión a las elecciones municipales, autonómicas y europeas.

Convencido de que el "sueño del histórico cambio está más cerca que nunca", Moreno ha atribuido esta situación al trabajo colectivo de varias décadas de los militantes y dirigentes de su partido, de los que ha dicho que han tenido que soportar el "ninguneo del socialismo implacable".

Una vez culminadas las negociaciones para la Mesa del Parlamento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido de que utilizará "todos los instrumentos del Estado" que estén a su alcance si el futuro Ejecutivo andaluz "pone en cuestión o recorta derechos y libertades" de las mujeres.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su parte, ha animado al Gobierno de Pedro Sánchez a "denunciar el pacto de PP, Cs y Vox en todas las instancias europeas".

El número tres del PDeCAT y diputado en el Congreso, Ferran Bel, ha criticado que Ciudadanos haya obtenido la presidencia del Parlamento de Andalucía "gracias a los votos de Vox", lo que, a su juicio, va "más allá de una contradicción" y supone una "declaración de voluntades" del partido naranja.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mario Jiménez, ha afirmado que Ciudadanos "se ha quitado la careta" y que "el precio de la coherencia política de Albert Rivera es la Presidencia del Parlamento de Andalucía", donde, a su juicio, ha sellado un pacto con "la extrema derecha racista, xenófoba y machista".

Además, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que si el presidente del PP, Pablo Casado, sigue empeñado en apostar por el camino iniciado en Andalucía se equivoca "y van a acabar desapareciendo porque se lo van a comer Vox y Ciudadanos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin