Política

La Unión Africana pide elecciones "pacíficas y transparentes" en RD del Congo

Nairobi, 30 dic (EFE).- La Unión Africana (UA) pidió hoy, en el mismo día en el que la República Democrática del Congo (RDC) celebra elecciones presidenciales, legislativas y provinciales tras dos años de retraso, que estas sean "pacíficas y transparentes".

En un comunicado, el presidente de la Comisión (secretariado) de la UA, Moussa Faki Mahamat, insta a todas las partes interesadas, los candidatos presidenciales, la Comisión Electoral (CENI) y el electorado en general a lograr ese objetivo, en la que podría ser la primera transición pacífica de poder en la historia del RDC.

Mahamat también hace un llamamiento al diálogo en relación a la decisión de la CENI de posponer hasta marzo de 2019 la votación en las circunscripciones de Beni y Butembo, en provincia de Kivu del Norte (noreste) por el brote de ébola y la inseguridad; y de Yumbi, en la provincia de Mai-Ndombe (oeste), por enfrentamientos étnicos.

"Todos los congoleños deben encontrar juntos soluciones consensuadas para salvaguardar los derechos de los ciudadanos y preservar la paz y la estabilidad en toda la RDC", subraya el presidente de la Comisión de la UA.

La campaña electoral ha estado marcada por incidentes violentos y por la represión del Ejército en mítines de la oposición, en los que han muerto al menos diez manifestantes, según datos de la ONG local Asociación Congoleña de Acceso a la Justicia.

Este viernes, falleció otro manifestante y otros cuatro resultaron heridos en Beni, según el movimiento ciudadano "Lutte pour le Changement" (LUCHA), durante protestas por el aplazamiento de las elecciones en esta localidad, asolada por un brote de ébola que ya suma 360 muertes y cerca de 600 contagios.

Un total de 75.781 colegios electorales abrieron sus puertas esta mañana en el país, en espera de que más de 39 millones de congoleños ejerzan su derecho a voto, en unos comicios marcados por el polémico uso de máquinas electrónicas de voto y atrasados tres veces en los últimos dos años.

Se trata de las primeras elecciones en 17 años sin el presidente Joseph Kabila como candidato, tras acatar el límite constitucional de dos mandatos.

En su lugar se presenta como su sucesor Emmanuel Ramazani Shadary, sancionado por la Unión Europea (UE) al reprimir por la fuerza protestas pacíficas contra Kabila, desencadenadas a finales de 2016 durante su etapa como vice primer ministro y titular de Interior.

Contra él se postulan dos grandes coaliciones, Dirección al Cambio (CACH), liderada por el presidente del mayor partido de la oposición, Félix Tshisekedi; y Lamuka ("Despierta", en lingala), encabezada por el diputado nacional Martin Fayulu.

No obstante, la credibilidad de estas elecciones se encuentra en entredicho tras los sucesivos aplazamientos, la exclusión de votantes del noreste y oeste -bastiones de la oposición- y la negativa ayer de la CENI y de Shadary a firmar un pacto enmendado por la oposición que exigía la publicación de "resultados reales".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin