Buscar

Al menos dos muertos, fallos técnicos y retrasos sacuden los comicios en RDC

EFE
30/12/2018 - 20:18

Kinshasa, 30 oct (EFE).- La República Democrática del Congo (RDC) celebró hoy unos comicios para elegir al sucesor del presidente Joseph Kabila plagados de fallos técnicos, retrasos y falta de material, en los que murieron al menos dos personas por violencia.

Más de 39 millones de congoleños estaban llamados a las urnas para votar al presidente y los diputados nacionales y provinciales en 75.781 colegios electorales, que debían cerrar a las 17.00 hora local (16.00 GMT), pero muchos siguieron abiertos hasta más tarde por las numerosas demoras.

Kabila, que llegó al poder tras el asesinato en 2001 de su padre, Laurent Kabila, fue uno de los más madrugadores y votó en el colegio del barrio de Gombe, cercano a su residencia presidencial en Kinshasa, donde pidió participación electoral a pesar de la lluvia que cayó a primera hora de la mañana en la capital.

Poco después lo hizo en ese colegio el candidato oficialista, el ex vice primer ministro Emmanuel Ramazani Shadary, elegido por Kabila para su sucesión.

"Creo que la victoria está de mi lado. Yo creo que a partir de esta noche seré presidente de la República", aseguró Shadary.

También en ese centro votó uno de los candidatos de la oposición, Martin Fayulu, gran favorito en las encuestas.

"La salida de Kabila ya está en curso", dijo Fayulu mientras depositaba su papeleta en una urna de plástico.

El último aspirante importante en votar fue Félix Tshisekedi, líder del mayor partido de la oposición, que llegó al colegio escoltado por llamativas motocicletas-taxi.

Tshisekedi, hijo del histórico líder opositor Étienne Tshisekedi, ejerció su derecho en N'djili, un barrio popular donde le recibieron seguidores coreando "¡Ahí está nuestro próximo presidente!".

"Espero la victoria", dijo Tshisekedi, al asegurar que hubo "muchos problemas" y calificar la votación de "desorden organizado para que mañana la Corte Constitucional pueda anular todo".

Los problemas fueron, sobre todo, a la falta papeletas o máquinas de voto en algunos centros, retrasos en la apertura y dificultades con la lista electoral, informó la Conferencia Episcopal, única misión nacional acreditada de observación.

Más de 6.000 personas registradas en un colegio en el barrio de Limeté, en Kinshasa, un bastión opositor, no comenzaron a votar pasadas más de siete horas de la apertura oficial.

La gente que esperaba impaciente en la puerta vio la falta de material electoral como una jugada de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) para dejar sin votar "al bastión de la oposición", según constató Efe.

También la jornada estuvo marcada por algunos incidentes violentos, como el ocurrido en la ciudad de Walungu, provincia de Kivu del Sur (este), donde las fuerzas de seguridad mataron a dos personas e hirieron a otras dos, según confirmó a Efe Willy Wilondja, representante de la sociedad civil de esta provincia

"Mucha gente ha venido a votar al candidato 4 (Fayulu) y el Ejército ha venido a dispersar a la gente en el colegio electoral" que ejercían una protesta, explicó Wilondja.

Asimismo, más de 1,2 millones de personas en tres ciudades -Beni y Butembo (noreste) y Yumbi (oeste)- no pudieron votar, ya que la CENI aplazó la semana pasada los comicios por el ébola en las dos primeras urbes, y por inseguridad y choques étnicos en la tercera.

Con todo, los habitantes de Beni decidieron votar hoy, aunque de forma ficticia, con urnas y material fabricados por ellos mismos.

"La gente se organizó de una manera u otra para votar, dicen que es su derecho y están decididos a ejercerlo", explicó a Efe por teléfono el representante de la sociedad civil de Beni, Hangi Kizito.

El jefe de campaña de Tshisekedi y expresidente de la Asamblea Nacional, Vital Kamerhe, un político muy popular en estas zonas del noroeste, explicó, a preguntas de Efe, que "el pueblo es el único soberano y la voz del pueblo es la verdadera jueza".

La CENI publicará los resultados el 6 de enero, aunque una fuente cercana al organismo dijo a Efe que la fecha podría adelantarse.

A partir de entonces, los candidatos y partidos tendrán tres días para presentar apelaciones y la Corte Constitucional otros siete para decidir sobre los resultados.

Si no hay imprevistos, el nuevo presidente jurará cargo el 18 de enero.

Las elecciones estaban planeadas para diciembre de 2016, cuando expiraba el segundo -y último- mandato de Kabila, pero la CENI las ha pospuesto por "problemas técnicos" desde entonces.

La RDC aspira en estos comicios a la primera transición pacífica de poder de su historia tras independizarse de Bélgica en 1960.

Por Irene Escudero y Prince Yassa