Política

Raúl Castro, convencido del respaldo mayoritario a la nueva Constitución de Cuba

Santiago de Cuba, 1 ene (EFE).- El expresidente y líder del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Raúl Castro, manifestó hoy su "seguridad" de que la nueva Constitución que irá a referendo el próximo 24 de febrero obtendrá un "respaldo mayoritario".

Castro, que pronunció en la ciudad oriental de Santiago de Cuba el discurso central del acto en el que se conmemoraron los 60 años del triunfo de la Revolución cubana, se dijo convencido de que "el pueblo demostrará en las urnas el respaldo mayoritario a su Revolución y al socialismo".

La Asamblea Nacional (parlamento unicameral) aprobó por unanimidad el pasado 22 de diciembre el texto final de la nueva carta magna, que sustituirá a la vigente desde 1976, y que ratifica la aspiración al comunismo aunque reconoce la propiedad privada y a la inversión extranjera como necesaria.

El menor de los Castro, quien ha encabezado la Comisión Constitucional que ha elaborado el proyecto, también destacó el proceso de tres meses de consultas populares en el que participaron casi nueve millones de cubanos y, por primera vez, la comunidad emigrante.

Esos debates, sostuvo, fueron "clara evidencia del carácter democrático de la Revolución, donde las principales decisiones se elaboran con el aporte de todos los cubanos".

Anunció asimismo que "en pocos días" comenzará a distribuirse a la población el texto definitivo de la nueva Constitución que irá a referendo, tal y como ya se hizo con el primer borrador del proyecto para que la población lo debatiera.

La semana pasada juraron sus cargos los integrantes de la Comisión Electoral Nacional (CEN) que organizará el referendo, integrada por 17 miembros procedentes de organismos estatales, incluidas las Fuerzas Armadas.

La pregunta a la que contestarán los cubanos en referendo es "¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?".

La nueva Constitución incluye 760 enmiendas al borrador propuesto inicialmente por la Comisión Constitucional, lo que supone que el 60 % de ese primer proyecto fue modificado.

La renovada "ley de leyes" cubana no introduce cambios en el sistema político, mantiene al PCC como "fuerza dirigente superior de la sociedad" y ratifica el comunismo como aspiración, pese a que ese término se había eliminado en el primer borrador de la reforma constitucional.

En esencia, la nueva Constitución no modifica el sistema político de la isla pero sí busca plasmar la controlada apertura económica y las reformas impulsadas durante los dos mandatos del general Castro (2008-2018) en un intento por fortalecer la debilitada economía del país.

Además, instituye las figuras del presidente de la República y el primer ministro, establece un límite de dos mandatos presidenciales consecutivos y, respecto a la libertad de prensa, recoge que en ningún caso los medios fundamentales de la comunicación serán objeto de propiedad privada.

Aunque en Cuba no están permitidas las campañas políticas, en las redes sociales el Gobierno y las organizaciones oficialistas están promoviendo el "sí" a la nueva Constitución, frente a un sector de la ciudadanía que se muestra abiertamente en contra del proyecto bajo la consigna "#yovotono".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin