Política

Libia emite orden de arresto contra los señores de la guerra Belhaj y Jadram

Trípoli, 4 ene (EFE).- La Fiscalía General libia anunció que ha emitido sendas órdenes de búsqueda y captura contra el presidente del Partido Nacional, Abdelhakim Belhaj, y el líder de la milicia Guardianes de las Instalaciones Petroleras, Ibrahim Jadram, a los que acusa de crímenes en el sur del país.

Junto a Belhaj y Jadram, la fiscalía ha incluido el nombre de otros cuatro conocidos políticos y señores de la guerra libios y de 31 miembros de un antiguo grupo rebelde chadiano, convertido ahora en una empresa privada de seguridad (PSMC) que actúa en la región meridional de Fezzam.

En la orden, enviada por el fiscal general, Siddiq Al-Sour, a los Servicios de Inteligencia y a la Policía bajo control del gobierno sostenido por la ONU en Trípoli, se responsabiliza a todos ellos de los constantes ataques que sufren los yacimientos petroleros y los gasoductos del país.

También se les acusa de estar involucrados en el asalto a la base aérea de Timnahint, próxima a la ciudad de Sebha, capital del sur de Libia, en el que murió una docena de soldados afines al citado gobierno.

En declaraciones a Efe vía telefónica, Belhaj, al que el Reino Unido persiguió en el pasado por su presunta vinculación con la red terrorista internacional Al Qaeda, expresó su sorpresa y negó cualquier relación con los hechos que se le imputan.

Belhaj opinó que el Poder Judicial en Trípoli no es independiente y apuntó a los señores de la guerra que controlan la capital, a los que acusó de corrupción y de propagar el miedo con sus milicias.

El antiguo jefe de Seguridad de Trípoli tras la revolución que acabó con la dictadura de Muamar al Gadafi instó a la Fiscalía a centrarse en la investigación del asesinato de ciertos opositores políticos.

"El partido nacional no se opone al acuerdo de reconciliación, si no que quiere un pacto que de verdad acabe con la división", concluyó Belhaj.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera militarmente a la victoria de los distintos grupos rebeldes sobre la tiranía de Muamar el Gadafi.

En la actualidad, tiene tres focos de poder, todos ellos sin legitimidad popular: uno en Trípoli, apoyado por la ONU; otro en Tobruk, bajo el control del mariscal Jalifa Hafter, y un tercero formado por las ciudades-estado de Misrata y Zintan.

Además de la división política, el país está sacudido por la presencia de numerosos grupos yihadistas y por la actividad de bandas de contrabandistas de personas, armas y combustible, que sostienen su economía.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin