Buscar

El PP completa un "tres en raya" con Cs y Vox para gobernar en Andalucía

EFE
9/01/2019 - 20:24

Madrid, 9 ene (EFE).- El PP ha conseguido hoy los apoyos para que su candidato Juanma Moreno sea el próximo presidente de Junta de Andalucía, tras firmar un acuerdo con Ciudadanos y otro con Vox, el primero que se establece en España con el partido de extrema derecha para gobernar en una comunidad autónoma.

Se trata de un acuerdo a tres pero sin foto, con dos socios para apoyar la investidura de Moreno, Vox y Cs, que han preferido no posar juntos.

Todos se afanan por mostrarse satisfechos mientras intentan aparentar que no han hecho cesiones importantes para lograr este tres en raya, en el que el PP se sitúa en medio para que los dos de los lados no se toquen.

Pero los socios tendrán que fotografiarse ahora en el Parlamento, donde este difícil equilibrio se enfrente a las medidas que Vox quieren poner en marcha en Andalucía.

El partido que preside Santiago Abascal ha asegurado que no renuncia "a nada", y que sus 12 diputados en el Parlamento andaluz -que ellos prefieren llamar regional y no autonómico- seguirán defendiendo "hasta la última coma" no solo del acuerdo con el PP, sino de su programa político.

Y es que la derogación de leyes contra la violencia doméstica o de derechos del colectivo LGTBI no figuran en el acuerdo firmado hoy pese a que estaban en la propuesta que Vox planteó ayer como un órdago para iniciar las negociaciones.

Por parte del PP, el discurso ya se ha rebajado en algunas de estas materias, y en lugar de hablar de violencia de género ahora se apuesta por combatir la violencia "de todo tipo", algo que no ha gustado y ha generado críticas en algunos ámbitos del partido.

Varios barones regionales, como el castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco o el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo, han alzado estos días la voz para discordar con esta nueva perspectiva, algo que para la dirección del PP es solo una forma de reafirmar "el ADN" del partido.

El presidente de Murcia Fernando López Miras tampoco comparte las reivindicaciones de Vox sobre la violencia machista y ha advertido que en esa materia no se puede "dar ni un paso atrás".

Bastante duro, el líder del PP vasco, Alfonso Alonso, ha arreciado sus críticas contra Vox, al que asegura que "le falta un hervor" e igual le sobra demagogia y propaganda política.

Una propaganda que parece haber dado sus frutos, al menos en el ruido mediático, mientras Ciudadanos intenta salir indemne de un escenario en el que hasta algunos barones del PP reconocen que ha podido haber "cierto teatro" por parte de Vox.