Buscar

Tsipras intenta recuperar la confianza del Parlamento griego

EFE
15/01/2019 - 14:33

Atenas, 15 ene (EFE).- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pidió hoy el apoyo del Parlamento en la cuestión de confianza que comenzó a debatirse esta mañana, después de que la coalición con la que gobernaba se rompiese por desavenencias sobre el acuerdo alcanzado con la vecina Macedonia para cambiar su nombre.

"Este Gobierno sacó al país de los memorandos, restauró la normalidad. Apoyó y protegió a los trabajadores, preservó la cohesión social. Pero tiene aún nueve meses de vida según la Constitución con un trabajo muy importante por cumplir", afirmó.

Tsipras pidió la confianza del Parlamento para poder concluir sus planes de reformar la Constitución, incrementar el salario mínimo, proteger la vivienda y regular las relaciones entre el Estado y la Iglesia, entre otras medidas como la ratificación del acuerdo con el país vecino que ha puesto al primer ministro en esta posición.

El primer ministro solicitó esta cuestión de confianza después de que el domingo su socio, Panos Kammenos, dejase su puesto como ministro de Defensa y rompiese la coalición que ha gobernado Grecia desde enero de 2015 a raíz del nuevo nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM).

"Mi conciencia y mi deber patriótico me obligaron a aprovechar esta oportunidad histórica para resolver un problema que ha durado décadas, sabiendo que tendría consecuencias y costes políticos", afirmó Tsipras, que añadió que a pesar de sus diferencias respeta a Kammenos por tener coherencia con sus ideas.

El primer ministro destacó que, aunque cree que la retirada de Kammenos es un error que "pone en peligro los esfuerzos del Gobierno", al menos los desacuerdos que la han provocado se conocían desde un principio, no como con la oposición "que ha cambiado de postura" por intereses partidistas.

"¡El Sr. Kammenos, que se rasga las vestiduras ahora por Macedonia, olvida que cuando pudo echar al Gobierno con la moción de censura que presentamos en julio, eligió apoyarlo!", acusó el principal líder de la oposición, Kyriakos Mitsotakis, cabeza del partido conservador Nueva Democracia.

Mitsotakis, criticó la situación económica del país, la gestión de los incendios que este verano dejaron un centenar de muertos a solo 30 kilómetros de Atenas y el divorcio orquestado con Anel "para que Syriza siga gobernando unos meses, se apruebe el peligroso acuerdo de Prespa (sobre el cambio de nombre de la ARYM) y Anel mantenga su grupo parlamentario".

Además, Tsipras recordó que dentro de diez días se cumplen cuatro años de su entrada al Gobierno al frente del partido de izquierdas Syriza, una formación alternativa sin experiencia en el poder que revolucionó el panorama político.

"Los que tenían experiencia fracasaron y nosotros, que no la teníamos, conseguimos sacar al país adelante protegiendo a los que más han sufrido", destacó.

El primer ministro que sobrevivió a los rescates busca conseguir el apoyo de 151 diputados para finalizar su mandato y es probable que los consiga pues, además de los 145 parlamentarios de Syriza, otros 6 han anunciado que apoyarán al Gobierno, algunos de los cuales han sido expulsados de sus partidos en consecuencia.

El último ha sido el diputado Spyros Danellis, que esta mañana ha sido expulsado del partido de centro To Potami, que siguió a la ministra de Turismo, Elena Kuntura, y el viceministro de Desarrollo Rural, Vasilis Kokkalis, expulsados ayer de Griegos Independientes (Anel) por no renunciar a su cartera ministerial.

Además, se espera que también apoyen al primer ministro la viceministra de Protección Ciudadana, Katerina Papakosta -independiente que fue excluida de Nueva Democracia- y otros dos diputados de Griegos Independientes: Costas Zuraris y Thanassis Papajristópulos.

Zuraris y Papajristópulos no han sido expulsados porque no son ministros y porque su permanencia permite a Anel mantener un mínimo de cinco escaños en el Parlamento que si se redujera significaría la disolución del grupo parlamentario.

La votación se realizará la noche del miércoles, tras concluir el debate.

"Yo asumo mis responsabilidades y por eso pido la confianza del Parlamento y, si es necesario, del pueblo. Les pido a todos que decidan según su conciencia si este Gobierno debe seguir gobernando. La democracia no será amenazada ni chantajeada. La democracia vencerá",concluyó.

Ana Mora Segura