Buscar

Mueren 7 civiles y un soldado de la coalición en un ataque del EI en Manbech

EFE
16/01/2019 - 14:19

Beirut, 16 ene (EFE).- Al menos siete civiles y un soldado de la coalición internacional liderada por Estados Unidos han muerto hoy en un ataque suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la ciudad de Manbech, en el norte de Siria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que, además de los fallecidos, otros diez ciudadanos resultaron heridos, así como un soldado de la coalición, cuyo estado reviste gravedad.

El suicida se hizo explotar en el interior del restaurante Qasr al Umara, en el centro de Manbech, según la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno.

Asimismo, el Observatorio indicó que un helicóptero evacuó el cadáver del soldado y a los heridos, que fueron trasladados a hospitales de la zona del este del Éufrates.

Hasta el momento, la alianza antiyihadista no ha reaccionado ante la información de las víctimas entre sus miembros.

Se trata del primer ataque contra las fuerzas de la coalición desde que EEUU anunciase la retirada de sus tropas del este del Éufrates, donde combate contra los extremistas.

Por su parte, el portavoz del Consejo Militar de Manbech, Shervan Derwish, dijo en su cuenta de Twitter que hubo "una explosión en un mercado callejero de la ciudad" de Manbech, donde patrulla también la policía rusa, después de que las fuerzas kurdas se retiraran a principios de enero en virtud de un acuerdo con el Gobierno sirio ante el temor de una ofensiva turca contra esa población.

Darwish informó de que había víctimas, aunque tampoco precisó la cifra.

El Consejo Militar de Manbech es una facción kurda afiliada a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos, y que controlaba Manbech desde que expulsó al EI de la ciudad en 2016.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado que prepara una ofensiva en Manbech contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), grupo considerado terrorista por Ankara debido a su vinculación con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Poco después de la explosión, el EI asumió la responsabilidad del ataque suicida en un escueto comunicado publicado por la agencia Amaq, afín a los yihadistas y cuya autenticidad no pudo ser verificada, y dijo que se produjo "un ataque suicida con un chaleco de explosivos contra una patrulla de la coalición internacional", sin dar más detalles.