Política

Sánchez pide a europeístas no se dejen arrastrar por nacionalismo excluyente

Estrasburgo (Francia), 16 ene.- El presidente del Gobierno, español, Pedro Sánchez, hizo este miércoles un llamamiento para que "ningún europeísta se deje arrastrar" por las fuerzas que representan al nacionalismo excluyente que "amenaza" a la integración de la UE.

En su discurso ante el pleno del Parlamento Europeo, Sánchez advirtió de quienes esgrimen un mensaje "ya conocido" en Europa y que "sembró de cenizas esta tierra hace décadas", y apuntó que así lo vio con sus propios ojos a finales de los años noventa en Bosnia, cuando trabajó para Naciones Unidas en la ciudad devastada de Sarajevo.

"La barbarie, que creíamos desterrada de la historia de este continente, se hizo presente cuando nadie la esperaba. Alimentada por fuerzas que siempre anteponen el odio a la razón", recordó.

Por eso insistió en pedir en esta Cámara que nadie se deje "arrastrar por estas fuerzas".

Además advirtió de que la "pujanza" de dichas fuerzas no solo amenaza el proyecto de integración europeo sino que también "condiciona de manera sutil la agenda de quienes son, en principio, contrarios a ellas".

Tras advertir de esta amenaza, recalcó que en mayo -se celebran los comicios para elegir este Parlamento- Europa se enfrenta a una "prueba crucial", e insistió en pedir ante la Cámara "que ningún europeísta se deje arrastrar por estas fuerzas".

"Continúen firmes en la defensa de los valores europeos y con fortaleza para resistir los cantos de sirena del autoritarismo. Porque solo persiguen un objetivo, destruir Europa", añadió.

Sánchez apeló a la necesidad de "proteger Europa para que Europa proteja a sus ciudadanos" y apostó así por avanzar en la integración. "Frente a la involución ,progreso, frente a la retórica de las identidades excluyentes, identidades que suman, que no se anulan entre sí", dijo.

Al principio de su discurso, Sánchez se definió como un "apasionado europeísta" y dijo estar orgulloso de este "atributo" en un momento en el que "algunos esgrimen el anti europeísmo como un supuesto activo electoral".

Después, advirtió de que la división es la "mayor debilidad" de la UE y sólo se benefician de ella quienes pretenden que el modelo europeo, basado en la democracia, el progreso económico y el estado de bienestar, fracase.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin