Buscar

EI golpea a la coalición internacional tras el comienzo de su retirada de Siria

EFE
16/01/2019 - 19:45

Beirut, 16 ene (EFE).- La coalición internacional liderada por Estados Unidos fue blanco hoy de un ataque suicida reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la ciudad siria de Manbech (norte), que causó la muerte de varios soldados, pocos días después del comienzo de la retirada de sus tropas del país árabe.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que fallecieron cuatro miembros de la alianza, dos en el lugar del atentado y otros dos mientras estaban siendo trasladados para recibir asistencia médica.

La propia coalición confirmó en su cuenta oficial de Twitter que soldados estadounidenses perecieron en una explosión en Siria, pero no ofreció el número de víctimas ni más detalles sobre lo ocurrido.

"Militares estadounidenses fueron asesinados durante una explosión mientras llevaban a cabo una operación rutinaria de patrulla en Siria", escribió un portavoz en un tuit.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo en un breve comunicado que el presidente estadounidense, Donald Trump, había sido informado sobre el ataque y seguirá "supervisando la situación en Siria", después de haber anunciado el pasado 19 de diciembre la retirada de las tropas de EEUU de este país.

Además de los efectivos extranjeros, el Observatorio señaló que cinco combatientes sirios de las fuerzas aliadas a la coalición que controlan la zona perdieron la vida, además de diez civiles.

El atentado fue perpetrado por un terrorista suicida que se hizo explotar en el restaurante Qasr al Umara, en el centro de Manbech, según el Observatorio, versión corroborada por el EI en un comunicado emitido varias horas después y cuya autenticidad no pudo ser comprobada.

El grupo radical aseguró que uno de sus hombres hizo estallar su chaleco de explosivos contra una patrulla de la coalición y de las milicias kurdas cerca de ese restaurante de Manbech, y causó la muerte y heridas a nueve "cruzados" de la coalición internacional y a un número de sus asesores de las milicias kurdas, calificados de "apóstatas".

Según el Observatorio, helicópteros de la coalición capitaneada por Washington evacuaron a los heridos y los cadáveres de los fallecidos.

El ataque de hoy es el primero que tiene lugar desde que EEUU anunciara la retirada de sus tropas y después de que el día 11 de enero comenzara el proceso de repliegue del norte de Siria, donde han apoyado hasta ahora a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos.

Manbech estaba bajo el control de un Consejo Militar integrado por unidades de las FSD, aunque los combatientes de estas milicias comenzaron a retirarse de la localidad después de llegar a un acuerdo con el Ejército sirio para que este les protegiera ante la salida de EEUU.

A día de hoy, tropas sirias gubernamentales y efectivos de la Policía militar rusa tienen presencia en la zona, aunque según el Observatorio la urbe sigue estando controlada por el Consejo Militar de Manbech.

El portavoz de ese consejo, Shervan Darwish, admitió en su cuenta de Twitter que la ciudad "segura" de Manbech ha sido golpeada hoy por el terrorismo.

Turquía ha amenazado reiteradamente con lanzar una ofensiva contra esta localidad si los kurdos no se retiraban de la misma, razón por la cual las milicias pidieron la protección de las fuerzas leales a Damasco.

Hoy, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que si el atentado terrorista frena la retirada de las tropas de EEUU de Siria, sería "una victoria" para el EI (o Dáesh).

"Podría ocurrir que afecte a la decisión de la retirada", dijo Erdogan en una rueda de prensa, en la que señaló que 20 personas murieron en el ataque, incluidos cinco estadounidenses.

"Pero he visto lo decidido que está (el presidente estadounidense, Donald) Trump, y no creo que vaya a echarse atrás frente a este acto terrorista. Si se echa atrás, sería una victoria para el Dáesh", agregó.

Ankara asimismo tiene tropas desplegadas en territorio sirio para defender sus fronteras de la amenaza del EI y también de las milicias kurdosirias, a las que considera terroristas por su vinculación al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que actúa en Turquía.