Buscar

Nairobi intenta recuperarse del atentado yihadista que causó 21 muertos

EFE
17/01/2019 - 19:45

Nairobi, 17 ene (EFE).- La capital de Kenia intenta volver la normalidad tras el ataque que este martes causó 21 muertos en un complejo hotelero de Nairobi, donde la Policía recuperó hoy explosivos dejados por los terroristas.

El Servicio Nacional de Policía (NPS) instó a los ciudadanos a no alarmarse si escuchaba algún estallido en el complejo 14 Riverside, que incluye en hotel DusitD2, ya que serían detonaciones controladas por la unidad antiexplosivos, después de que los cinco asaltantes fueran reducidos este miércoles.

"Apenas 20 minutos después de las primeras explosiones y disparos, las fuerzas especiales llegaron al lugar", dijo hoy a Efe el exmilitar y actual analista de seguridad Mwenda Mbijiwe.

"Hemos aprendido y mejorado respecto al ataque del (centro comercial) Westgate, cuando la operación fue vergonzosa y fallida", lamentó Mbijiwe.

A diferencia del atentado de septiembre de 2013 -cuando al menos cuatro asaltantes sitiaron un centro comercial durante cuatro días y mataron a 67 personas-, al ataque de este martes en el hotel DusitD2 le siguió una respuesta contundente de las Fuerzas de Seguridad.

Al menos siete personas han sido arrestadas por la Policía sospechosas de ayudar a planificar y ejecutar el ataque, informó el director de Investigaciones Criminales, George Kinoti, citado por la televisión local Citizen TV.

Entre ellos figura una mujer identificada como Violet Kemunto, detenida en el condado de Kiamb, y un hombre residente de Eastleigh, barrio de población somalí en Nairobi, que podría ser el cabecilla financiero de los atacantes.

El grupo yihadista Al Shabab -que reivindicó el ataque el mismo día y aseguró haber acabado con la vida de 47 personas- señaló que se trata de una respuesta a la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

"Consolamos a nuestras familias musulmanas en Palestina, y en particular, a aquellas en el Jerusalén (Este) ocupado con esta bendita operación, que se encuentra entre una serie de operaciones dirigidas contra los intereses occidentales y sionistas en África", afirmó el grupo yihadista en un comunicado.

Entre las víctimas mortales, que por el momento suman 21, figuran 16 kenianos, 1 británico, 1 estadounidense y otros 3 africanos de origen todavía no identificado, según la Policía, que precisó que 28 personas fueron admitidas en diversos hospitales de la capital.

El director general del DusitD2, Michael Metaxas, aclaró hoy en una rueda de prensa que cuatro empleados del establecimiento perdieron la vida y tres resultaron heridos, de los cien que el día del ataque acudieron al trabajo.

"Este trágico incidente ha causado tanto dolor y pena a la comunidad de 14 Riverside, a la familia DusitD2 y a nuestra querida Kenia", remarcó Metaxas.

Tanto la Cruz Roja de Kenia como otros colectivos han ofrecido estos días apoyo psicológico en la morgue de Chiromo, localizada a pocos minutos del lugar de los hechos, donde han acudido muchos familiares para identificar a sus seres desaparecidos.

"Hasta que no ven los cuerpos no se lo creen. Pero una vez los identifican, son capaces de atravesar el duelo", relató a Efe una trabajadora de la Cruz Roja, que acompaña a los parientes de las víctimas, conversa con ellos y les ayuda a expresar sus sentimientos.

La Cruz Roja también informó hoy de que ha encontrado a 94 personas desaparecidas tras el ataque al complejo hotelero, y precisó que dio asistencia psicológica a 595 en la morgue de Chiromo.

Nairobi no padecía ningún golpe yihadista desde el sitio al Westgate en 2013, pero muchos analistas consideran que la capital no podrá respirar paz hasta que Kenia no retire sus tropas de Somalia, donde combaten la amenaza yihadista con otras fuerzas internacionales desde octubre de 2011.

El presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, llamó hoy a su homólogo keniano, Uhuru Kenyatta, para reiterarle su apoyo "en este momento difícil".

"El Gobierno de Somalia está siempre dispuesto a cooperar con nuestros vecinos en todos los esfuerzos para detener, eliminar y derrotar el mal del terrorismo", remarcó el mandatario somalí en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El ataque más grave de Al Shabab -que lucha por instaurar un Estado islámico de corte wahabíen Somalia- en territorio keniano ocurrió en 2015, cuando murieron 148 personas durante un asalto a la Universidad keniana de Garissa (norte).

Con todo, el peor atentado cometido en Kenia fue el de 1998 contra la Embajada de EEUU en Nairobi, esta vez a manos de Al Qaeda, grupo al que Al Shabab se adhirió en 2012, que causó más de 200 muertos y miles de heridos.

Por Patricia Martínez y Lucía Blanco