Buscar

García-Escudero acusa al Gobierno de mentir sobre el pleno "fantasma"

EFE
29/01/2019 - 14:06

Madrid, 29 ene (EFE).- El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha acusado hoy al Gobierno de no decir la verdad cuando afirma que no consultó con el Ejecutivo la fecha para que pudiera comparecer en la Cámara Alta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evitando así el polémico pleno "fantasma" del jueves.

Ha ocurrido en la reunión a puerta cerrada de la Junta de Portavoces, donde García-Escudero ha atajado de forma contundente una queja planteada por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, por la "falta de respeto" que supuso convocar un pleno sabiendo que Sánchez no podría asistir.

La sesión extraordinaria se celebró, pese a todo, para que el presidente explicara su reunión de diciembre con el presidente catalán, Quim Torra, aunque Sánchez estaba ese día en la Cumbre de Davos.

Según varios asistentes a la reunión, cuando el secretario de Estado ha intentado dar un "tirón de orejas" al PP por mantener el pleno sin consultar la convocatoria con el Gobierno, Pío García-Escudero ha intervenido para hacerle ver que no era cierta su acusación.

El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, ha explicado en rueda de prensa que Montilla, al igual que hizo antes la ministra portavoz, Isabel Celáa, "ha mentido" al afirmar que el Senado no sondeó con el Ejecutivo las fechas para buscar un hueco libre que permitiera a Sánchez acudir.

Porque, tal y como ha hecho ver García-Escudero en la Junta de Portavoces, el Senado trató hasta en cuatro ocasiones de recabar esa información de la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes, sin haber recibido respuesta hasta hoy, una "falta de respeto, de cortesía y de educación", según Sanz.

Además, José Antonio Montilla no estuvo presente en la reunión que la Junta celebró el mismo jueves antes del pleno, ausencia que hoy ha justificado, según relata el PP, como protesta la "falta de respeto institucional" que supuso convocar el pleno sin Sánchez.

Tampoco ha aceptado el PP esta explicación, que Pedro Sanz ve "fuera de lugar", sobre todo cuando el Gobierno, ha insistido, nunca respondió al Senado y fue el portavoz del grupo socialista, Ander Gil, quien hizo de "interlocutor" del Ejecutivo.

Además, la portavoz adjunta del grupo popular, Cristina Ayala, ha remarcado que la fecha del pleno nunca fue un problema porque el PP estaba dispuesto a aplazar la sesión extraordinaria para otro día, incluso para febrero, de acuerdo con la agenda de Pedro Sánchez.

Más bien interpreta que fue una "excusa" porque el Gobierno no quiere que el presidente acuda a una Cámara Alta que quiere "deslegitimar" porque no la "controla", dado que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado.

El PP ya ha pedido al Gobierno que le aclare por escrito cuál era la agenda de Sánchez en Davos (Suiza) que le impidió asistir a un pleno que algún otro portavoz definió como "fantasma" por celebrarse para que hablara el presidente pero sin el presidente en el hemiciclo.

Un "bochorno", ha apuntado hoy la portavoz adjunta, quien ha subrayado que Sánchez debía comparecer de acuerdo con el artículo 70 del Reglamento, que obliga a convocar un pleno si lo solicita -como ocurrió en este caso- la mayoría absoluta de los senadores.

El PP también ha pedido un informe a los servicios jurídicos del Senado sobre la obligación que tiene el Gobierno de comparecer cuando se lo pida la institución, dictamen que podría estar listo en dos o tres semanas y que el PP cree que le será favorable.

Tanto es así que Cristina Ayala ha anunciado que el grupo popular volverá a reclamar la comparecencia de Sánchez para que aclare su "vergonzosa" cumbre bilateral con Torra y el papel "tan secreto" que le entregó el presidente catalán con sus condiciones para negociar.