Premios Goya

Laia Artigas, la niña que no podrá ser nominada a los Goya

Laia Artigas, la actriz protagonista de 'Verano 1993'.

Laia Artigas, la niña que interpreta el papel protagonista de 'Verano 1993', una de las películas del año, se suma a la lista de menores de 16 años que no han podido optar a los Premios Goya desde 2012, después de que la Academia de Cine decidiera limitar la edad de los nominados.

Los actores Francesc Colomer y Marina Comas fueron galardonados en las categorías de Mejor actor y actriz revelación en 2011 por sendas actuaciones en 'Pa negre', de Agustí Villaronga, y se convirtieron en los últimos niños que compitieron por los galardones más importantes del cine español.

Unos meses más tarde, la Junta Directiva de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España acordó que a partir de la edición de 2012 los menores de 16 años no podían optar a los Premios Goya en ninguna de sus categorías.

La Academia argumentó en aquel momento que esta decisión respondía a la "mera protección al menor", debido a los compromisos que adquieren los galardonados, así como a los "factores externos" que pueden condicionar su desarrollo "sin el criterio y la responsabilidad que se le debe exigir a un profesional con la madurez deseable".

Desde entonces, algunos de los niños que se han quedado sin oportunidad de ser nominados son Claudia Vega, por su papel en 'Eva', de Kike Maíllo (2011); Noa Fontanals, por 'Marsella' (2014), de Belén Macías; Jaime López, por 'Techo y comida' (2015), de Juan Miguel del Castillo; o Lewis MacDougall, protagonista de 'Un monstruo viene a verme' (2016).

Entre los menores que han sido galardonados en la historia de los Premios Goya destacan Andoni Erburu, que recogió el Goya a Mejor actor revelación en 1998, cuando apenas tenía 11 años, por su papel en 'Secretos del corazón', dirigida por Montxo Armendáriz; o Juan José Ballesta, Mejor actor revelación en 2001, con 14 años, por su trabajo en 'El bola', de Achero Mañas.

Más tarde, Ivana Baquero fue premiada como Mejor actriz revelación en 2007 por la película 'El laberinto del fauno', de Guillermo del Toro, cuando la intérprete contaba con 12 años. A esa misma edad, Nerea Camacho fue elegida Mejor actriz revelación en 2009 por su papel en 'Camino', de Javier Fesser.

Laia Artigas da vida a Frida, una niña de siete años, en la ópera prima de Carla Simón, que traslada a esta película la experiencia de su propia niñez, cuando tuvo que enfrentarse a la pérdida de sus padres, aprender a vivir en un nuevo entorno y descubrir poco a poco las razones de su nueva situación.

Carla Simón señaló a los medios de comunicación tras conocerse las nominaciones a los Goya que no echaba de menos la nominación de Laia Artigas, ni tampoco la de la pequeña Paula Robles, compañera de reparto, ya que considera "injusto" para el resto de actores que tienen "una conciencia de su trabajo muy grande y que han estudiado para llegar hasta ese punto", puesto cree que los niños trabajan "desde la intuición".

En su caso, Sandra Escacena, protagonista de la película 'Verónica', de Paco Plaza, otra de las favoritas de esta edición, sí ha entrado en la nominación a Mejor actriz revelación, puesto que ya ha cumplido los 16 años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin